Miércoles, 29 Julio 2020 02:45

Vicentin: el jueves se realiza una nueva audiencia de conciliación en Reconquista

El jueves a las 15.30 en Reconquista, delante del juez Fabián Lorenzini, los funcionarios del Gobierno de Santa Fe y los directivos de Vicentin volverán a estar frente a frente en la segunda audiencia de conciliación que convocó el juez que lleva adelante el concurso de acreedores de la empresa. El gobierno santafesino sigue avanzando en el proyecto de conformar un fideicomiso que administre la empresa bajo la premisa de no estatizar la deuda, que se estima en más de U$S 1.350 millones, y conseguir capitales privados para volver a poner en marcha la compañía, cuyas plantas del Gran Rosario están paralizadas desde diciembre, cuando Vicentín se declaró en cesación de pagos.

"El fideicomiso apunta que aparezcan los privados. El Estado probablemente ni siquiera tenga mayoría, tendrá una minoría calificada, lo que se busca no es estatizar la deuda sino conseguir aportes privados", insistió María Victoria Stratta, titular de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ) de Santa Fe, en declaraciones a la agencia Télam. Fue una de las funcionarias que participó de la primera reunión, junto al secretario de Justicia de Santa Fe Gabriel Somaglia.

El plan tiene dos etapas: la primera consiste en la conformación de un fondo fiduciario para la cesión de acciones de la empresa, en el que los acreedores que lo deseen puedan capitalizar sus créditos en participación en el paquete accionario. La segunda, explicó Stratta, consiste en "salir a buscar recursos con las acciones en la mano" para reactivar la operatoria de Vicentin.

En esa línea, la negociadora santafesina dijo que "más de uno está dispuesto, frente a un plan serio, a poner plata para poder seguir operando con la compañía y cobrar lo que se les debe, porque saben que de otro modo no van a cobrar". La titular de la IGPJ dijo que "no todos van a capitalizar sus créditos, el concurso va a seguir su rumbo y algunos no capitalizarán y se les hará una propuesta" de pago.

Vicentin entró en concurso de acreedores en marzo pasado y hasta el momento se presentaron créditos para su verificación por unos 100.000 millones de pesos, según el expediente. El juez del concurso, Fabián Lorenzini, rechazó los planteos de intervención de la administración de la empresa, que presentó el Gobierno Nacional, y elevó las apelaciones a la Cámara de Reconquista.

Pero en el medio de los plazos judiciales, los directivos de la cerealera que representa un 8% de las exportaciones argentinas acordaron con los funcionarios santafesinos la conformación de un fideicomiso para salvar a la empresa de la quiebra.

Eso supone que sea el fiduciario quien designe al órgano directivo de la empresa. Es un punto delicado y que se está negociando, ya que implicaría que las familias Buyatti, Vicentin y Padoan ya no estarían al timón de la empresa y se quedarían con una participación minoritaria de las acciones.

Estar es una exigencia de los bancos acreedores internacionales, según los funcionarios santafesinos, que conformaron un comité para defender los U$S 500 millones que reclaman en el concurso. "Es la posición de los bancos extranjeros y de los acreedores locales. Todos dicen, incluidos los empleados, que se enteraron del default de Vicentin el 4 de diciembre por el comunicado", dijo Stratta.

El gobierno santafesino también negocia con actores locales e internacionales del sector agroexportador y con entidades financieras para que se sumen inyectando recursos al fideicomiso de un negocio que para su operatoria requiere financiamiento.

"Entonces -continuó- es muy importante que se abra ya el fideicomiso de las acciones para poder avanzar hacia ese fideicomiso final que es con aporte de plata". Stratta aseguró que las partes están trabajando duro para llegar a la reunión del jueves 30 de julio con la base del fideicomiso armado y así poder continuar con las negociaciones.

Clarín