Miércoles, 29 Julio 2020 02:26

Coronavirus. Una cerealera desvía barcos a otros puertos ante casos de la enfermedad

La cerealera china Cofco suspendió por 72 horas sus operaciones en Timbúes, donde tiene puerto y molienda, debido a casos de coronavirus. Según trascendió, en los últimos días 7 operarios resultaron ser asintomáticos de la enfermedad, en tanto que otras 60 personas que tuvieron contactos con ellos quedaron en cuarentena. Pese a esta situación, se resolvió que el programa de embarques de la compañía siga ejecutándose tal cual lo planeado. En rigor, la firma desvió barcos a otros puertos para poder seguir con ese programa. Por otra parte, de acuerdo a fuentes de la exportación, también se detectó un caso en Bunge Puerto San Martín y otro en Renopack.

Mañana, en tanto, los exportadores mantendrán reuniones con los sindicatos y el Gobierno de Santa Fe de modo de que no se afecten las operaciones.

Vale recordar que, apenas empezó la cuarentena, la industria exportadora, con el apoyo del médico infectólogo Eduardo López, asesor además del Gobierno, realizó protocolos para el trabajo en las terminales portuarias.

Según el protocolo de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC):

  • Se reforzó la frecuencia de la limpieza por parte del personal que realiza la misma, utilizando como base elementos de desinfección. Las mismas quedan registradas en planillas diarias de seguimiento de protocolo de prevención del coronavirus.
  • Se instruyó al personal de medidas básicas sobre cómo evitar contactos directos, saludos, etc.
  • Se instruyó al personal de mantener la distancia mínima de 1,5 metros entre individuos.
  • Se colocó y se mantiene disponible alcohol en gel o desinfectante equivalente en los espacios de trabajo, y otras áreas comunes.
  • Se colocó y se mantienen disponibles elementos de aseo personal descartables.
  • Se organizaron los comedores de manera que se respete las distancias de seguridad en los mismos.
  • Se dispuso alcohol en gel o desinfectante equivalente en los transportes de personal y desinfecciones de las unidades antes de cada traslado.
  • Se organizaron grupos de trabajos, con la menor cantidad de personas en los grupos que la actividad permita, de acuerdo con las características de cada línea de producción y de la operación.
  • Se determinó que los conductores de camiones deban permanecer en las cabinas, durante todo el proceso de descarga y en el momento de bajar, mantener las distancias de seguridad.
  • Se adoptó el protocolo para transportar granos en forma segura del 21 de marzo acordado por la Federación de Transportadores Argentinos, la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales, la Cámara de Industriales de Maíz Molienda Seca, la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas, la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), la Federación de Acopiadores de Granos, la Federación Argentina de la Industria Molinera.
  • Se acondicionaron los puntos de contacto directo, con personal externo, como ventanillas y recepción de carta de porte, de manera de aislar a las personas y evitar contagios directos.
  • Se tomaron medidas para minimizar el personal tercerizado afectado a trabajos no prioritarios al proceso de producción.

La Nación