Martes, 28 Julio 2020 02:27

De la harina al concentrado proteico, el camino hacia un mayor valor agregado

El lema de agregar más valor en origen viene sobreviviendo a todas las grietas y vaivenes políticos, pero no son muchas las veces que se expresa en los hechos. En ese derrotero vale la pena rescatar la puesta en funcionamiento de la planta de concentrados proteicos de origen vegetal de la firma Porta Hnos. inaugurada la semana pasada en la ciudad de Córdoba.

Se trata de una planta fabricada íntegramente con desarrollos tecnológicos argentinos que recibe granos de soja, arvejas y garbanzos y los transforma en concentrados proteicos para la industria alimenticia. Tal como explicó el presidente de la compañía José Porta en diálogo con Clarín Rural, los concentrados -que sirven para alimentación animal pero principalmente para el consumo humano a través de alimentos industrializados- hoy son importados en un volumen aproximado de 4.000 toneladas por año.

"Esta fábrica nos va a permitir sustituir esas importaciones y generar un ahorro de más de 7 millones de dólares para nuestro país, y con el tiempo, incluso empezar a exportar concentrados", explica.

“El esfuerzo que hizo la empresa Porta con tecnología, ingenieros y técnicos cordobeses es muy importante, es un símbolo de lo que se puede hacer si hay energía”, dijo al respecto el gobernador Juan Schiaretti, quien presenció virtualmente la inauguración.

“El esfuerzo que hizo la empresa Porta con tecnología, ingenieros y técnicos cordobeses es muy importante, es un símbolo de lo que se puede hacer si hay energía”, dijo al respecto el gobernador Juan Schiaretti, quien presenció virtualmente la inauguración.

La planta pudo ser puesta en funcionamiento tras ser conectada a la reciente obra de gas natural realizada por el gobierno de la provincia de Córdoba. “El esfuerzo que hizo la empresa Porta con tecnología, ingenieros y técnicos cordobeses es muy importante, es un símbolo de lo que se puede hacer si hay energía”, dijo al respecto el gobernador Juan Schiaretti, quien presenció virtualmente la inauguración. En el acto también participaron el intendente de Córdoba Martin Llaryora y funcionarios de los gabinetes provincial y municipal.

A diferencia de una planta de extrusado común, que puede llevar a la soja a una concentración proteica del 45 por ciento, la flamante planta puede lograr una concentración proteica superior al 65 por ciento. "Es una gran manera de agregar valor y pasar de vender en toneladas a vender en kilos. Y todo con desarrollos locales. Son cosas complejas pero posibles", destacó Porta.

La firma cordobesa cuenta con más de 500 empleados de los cuales 50 están en el área de desarrollo. Además de producir alcohol para la industria de bebidas y para fines sanitarios (especialmente en estos tiempos de pandemia) es conocida por su expertise en la construcción de las destilerías a medida "MiniDest", instaladas en establecimientos agropecuarios con la finalidad de producir etanol de maíz y alimento animal.

La nueva planta de concentrados proteicos, en palabras del propio Porta, es un poco más compleja que las MiniDest, pero en el futuro podría seguir el mismo camino de multiplicación para que los productores de granos de diferentes regiones se animen a transformar toneladas en kilos.

Clarín