Martes, 28 Julio 2020 02:28

El ajuste en los valores de los campos reanima al mercado inmobiliario rural

El Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (Incair) se ubicó en 39,46 puntos en junio, lo que significa un crecimiento del 87,5 por ciento con respecto a mayo. Se trata del segundo mes consecutivo de repunte tras el 25 por ciento de recuperación del quinto mes del año con respecto a abril, aunque la actividad sigue por debajo del año pasado (en este caso, un 15,2 por ciento).

La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (Cair) elabora este indicador todos los meses en base una encuesta que envía a sus socios y a otros datos coyunturales como las operaciones de compra-venta de campos realizadas, las búsquedas y consultas efectuadas por inversores en la web de la entidad, y a la cantidad de avisos comerciales en las principales plazas del interior del país.

Según Cair, esta incipiente mejora de la actividad parece relacionarse con la baja que han tenido los precios de los campos medidos en dólares.

“Aparentemente, las curvas de demanda y oferta comienzan a acercarse, tendiendo a nuevos valores de referencia”, expresó en el informe.

Y continuó: “Es probable que el incremento en la actividad durante estos meses de pandemia esté relacionado con la consolidación de la baja de los valores de los campos y la mayor fortaleza del dólar”.

La entidad aseguró que, desde las elecciones generales del año pasado, el mercado inmobiliario rural había mantenido una fuerte tendencia a la baja.

“El actual cambio de tendencia pareciera reflejar una maduración del sector ante tanta adversidad”, completó.

La Voz del Interior