Lunes, 27 Julio 2020 08:03

Coronavirus. Tres contagiados y más de 50 aislados en las aceiteras del cordón

El trabajo en las aceiteras nunca se frenó durante la cuarententa. Destinadas a la producción para el consumo o la exportación fueron consideradas esenciales y la actividad prosiguó en todo momento. Pese a que existía cierto temor entre los obreros ante la posibilidad de contagiarse, los casos de coronavirus fueron pocos en ese sector industrial desde que empezó la cuarentena en el país. Hasta que el fin de semana se encendió el alerta. Es que se confirmaron tres enfermos de Covid-19 en el cordón industrial, en San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes, con más de 50 personas que deberán cumplir el aislamiento. La aparición de casos sucede en paralelo con el aumento de contagios en la provincia de Santa Fe.

En la planta de Bunge, ubicada en Puerto General San Martín, se contagió un supervisor oriundo de Rosario. A partir de ese momento fueran aislados 6 compañeros. Uno fue hisopado el mismo viernes que se conoció el caso positivo, mientras que al resto se le realizará hoy el test.

El Sindicato de Aceiteros de San Lorenzo informó que "alrededor de las 5 de la mañana del sábado, antes del cambio de turno, la comisión directiva junto a delegados gremiales y trabajadores decidieron no ingresar y suspender tareas como medida preventiva urgente. Se dispuso en la planta aceitera la guardia mínima necesaria".

El sindicato señaló que "el sector almacén", donde se desempeña el supervisor con Covid-19, "es un lugar de paso para numerosos trabajadores. Por eso la preocupación y decisión de interrumpir la propagación (del virus) en caso de que hubiera más contagiados".

La medida de paralización de las tareas en Bunge continuará hasta mañana, día en que la empresa manifestó que tendrá los resultados de todos los análisis de los hisopados.

De Capitán Bermúdez

El segundo enfermo de coronavirus es una persona de Capitán Bermúdez que trabaja en la aceitera de origen chino Cofco, establecida en Timbúes. El operario se encontraba en su domicilio debido a que tenía síntomas compatibles con Covid-19 y el resultado del test confirmó que es portador del virus.

Como utiliza el transporte que destina la aceitera al personal para llegar hasta la planta, fueron aisladas 7 personas que compartieron con la persona contagiada ese medio de transporte.

El trabajador con Covid-19 cumple funciones en el sector de calada de la aceitera china, un sector donde, aseguran, no tiene contacto con muchos compañeros.

El restante paciente confirmado de coronavirus que trabaja en el cordón industrial es un supervisor de la envasadora de aceite Renopack, que se encuentra en el oeste de San Lorenzo, en el límite con Ricardone. El paciente es un rosarino que cumple el aislamiento en el hogar, con síntomas leves.

La empresa aceitera debió aislar a 40 trabajadores, a quienes se los hisopará en los próximos días. Mientras tanto la planta dejará de funcionar y realizará la desinfección de todas las instalaciones.

La Capital (Rosario)

 

La CGT San Lorenzo no descarta que haya "más casos"

El secretario general de la CGT San Lorenzo, Jesús Monzón, habló de la "preocupación" que existe entre los trabajadores del cordón industrial a raíz de los tres contagiados que se conocieron el fin de semana. Consideró que posiblemente haya "más casos", considerando la gran cantidad de personas que se desempeñan en estas empresas. El dirigente sindical sostuvo que en cada establecimiento se cumplen los protocolos y que el virus excede cualquier previsión.

—¿Cómo ve el panorama en el cordón industrial con la aparición de estos casos?

— Tenemos el temor de que haya más casos. Es una situación complicada. En lo particular no pensaba que íbamos a estar así.

— ¿Cómo percibe que los compañeros tomaron la noticia?

— Con mucha preocupación, por la familia y por lo que puede llegar a pasar. En el departamento (San Lorenzo) veníamos bastante bien, no había contagiados. Esto que pasó preocupa, porque en la mayoría de las empresas son muchos los compañeros que tienen contacto entre ellos. Al margen de los que se aislaron con estos tres casos, posiblemente haya más contagiados.

— ¿Cuál es la evaluación que se hace desde la CGT con la aparición de los tres contagiados?

— Con los compañeros del Sindicato de Aceiteros, con Pablo Reguera (el secretario general), sabemos que los protocolos se aplican, y los controles de las empresas son estrictos. Pero el tema del virus es muy complicado.

— Según su mirada, los protocolos se están cumpliendo.

— Sí, en las empresas, y también en los municipios. Cuando empezó todo esto, el gobierno nacional actuó como correspondía. Esto no es algo que nos toca en la provincia, sino en todo el mundo. y es complicado porque no sabemos cómo va a seguir.

— Hay trabajadores que se quejan porque las combis que las empresas ponen a disposición para el traslado del personal no respetan la cantidad mínima.

— Desde la CGT tenemos contacto con el Sindicato de Aceiteros de San Lorenzo, con las empresas, y no tenemos información que pase eso. No quiere decir que no pueda pasar. A nosotros no nos llegó esa clase de denuncia. Pero estaremos atentos a cualquier denuncia de los compañeros.

La Capital (Rosario)