Jueves, 23 Julio 2020 06:00

Insumos. Qué pasa con las ventas y los precios para el ciclo 2020/2021

Por Jeremías Battistoni.

La gestión de compra de insumos de los productores se inició con una precampaña de maíz muy fuerte y adelantada. Los bajos precios de fertilizantes y las buenas relaciones de canje dieron un segundo impulso a las compras. Y, finalmente, un otoño de tasas de financiación en los mínimos terminó de dar dinamismo. Estas oportunidades también se apalancaron en un entorno económico difícil, donde resguardar el valor de la cosecha para llegar a la próxima siembra también fue un tema. Los insumos, en este sentido, se presentaron como una alternativa de resguardo de valor.

En general, las empresas han avanzado en compras más fuertemente que otros años, incluso algunas alcanzando prácticamente el 100% de las compras en forma anticipada, o al menos, para aquellos insumos que así lo permiten. En promedio la comunidad de AZ Group, hoy ya tiene comprados el 75% de los insumos para la nueva campaña, estando entre 15 y 18 puntos porcentuales más avanzados que la campaña pasada.

El último mes se presentó más turbulento. El entorno de tasas comenzó a subir y se acotaron las opciones de financiación. En términos de formación de precio, una circular del central generó dudas sobre el pago de importaciones, lo que afecto particularmente al mercado de fertilizantes.

Por alrededor de 15 días, los operadores se retiraron del mercado, la vuelta de los ofertantes se presentó en forma paulatina, con cupos limitados a las necesidades de la fina (ya normalizado) y con un aumento general en los precios en torno al 10%. Esta situación cortó el impulso que venía llevaba el mercado de insumos en general.

Hoy las empresas avanzan en compras, pero con precios ya fuera de los mínimos alcanzados a finales del otoño y opciones de financiación más acotadas.

Entorno internacional

En lo que refiere a los mercados internacionales, previo al pico de pandemia, los fertilizantes alcanzaron valores mínimos en los mercados internacionales y vimos el reflejo en el ámbito local. Con la reactivación del comercio mundial en los últimos 50 días, se viene dando una suba paulatina de precios.

Esta recomposición se basa en tres cuestiones: China marcando valores mínimos, volcándose al abasteciendo al mercado interno por falta de precios. El avance de la siembra en el hemisferio norte y la reactivación de la demanda. Y la recomposición de precios del petróleo.

Por otro lado, el abastecimiento en un entorno de pandemia puede modificar el comportamiento de ciertos actores. Tanto de los oferentes, como China, volcando productos al mercado interno, como de los compradores, como India y Brasil, que se muestran activos en compras.

Entorno local

Desde lo local, el año comienza marcado por la campaña fina. Para esta se estima un uso de tecnología récord (conforme la BCBA). Los volúmenes de importación acumulados en el primer trimestre y los acumulados finales del 2019 dan sustento a esta estimación.

En lo que refiere a perspectiva, entramos en los meses de mayor volumen de importación que irán definiendo los precios finales para la campaña gruesa. Como se mencionó, en lo que va del año las importaciones acumuladas de fertilizantes marcan un nuevo récord. En lo que refiere a agroquímicos el abastecimiento es normal hasta el momento, salvo productos específicos que suelen tener demora. Las importaciones de los principales principios, conforme Indec, se encuentran en línea con los valores promedio históricos.

Relación insumo/producto y variación vs. últimos 3 años 

Relación insumo/producto y variación vs. últimos 3 años

Análisis de precios

En el último mes los precios internacionales y locales de fertilizantes han recompuesto valor y salen de los mínimos. ¿Qué sucede con las relaciones de precios? Los precios mínimos de los fertilizantes acompañaron la baja en los precios de los granos. De este modo, incluso con precios de los granos poco atractivos, las relaciones de compra se mantuvieron entre neutrales y positivas.

Hoy la recomposición de precios de los granos acompaña la recomposición en los insumos, de este modo, a pesar de percibir un mejor precio de venta del grano, la relación de compra se ha sostenido, sobre todo en el caso del trigo a cosecha que presenta las mejores relaciones contra los fertilizantes y el gasoil, en este momento.

La precampaña de maíz fue muy agresiva y las empresas tomaron posición fuertemente. Las perspectivas del girasol y, puntualmente, el alto oleico apalancaron la compra de semilla y el mercado presenta dificultad para hacerse de ciertas variedades. En el resto de la canasta las empresas más organizadas han avanzado muy fuertemente, algunas alcanzando casi el 100% de los requerimientos de la campaña gruesa. Las opciones de compra más utilizadas fueron canje disponible, canje a cosecha y pesificaciones.

¿Qué pasa con los compromisos asumidos? Los precios poco atractivos de los granos a cosecha han hecho que pocas empresas cierren ventas para cancelar compromisos. Hoy las empresas que han optado por financiar insumos deben tener en cuenta que su posición se encuentra abierta.

En este sentido, se diferencian dos grandes grupos. Aquellos que optaron por una financiación en dólares, tomando compromisos de volumen de granos principalmente. Y otro que accedió a tasas en pesos, que si bien en términos relativos (a inflación y/o dólar Rofex) son bajas, nominalmente son altas. Para estos, el tipo de cambio futuro hoy los dejaría con una tasa de financiación negativa. El impacto de estos "descuentos" en los insumos no son despreciables a la hora de analizar un margen agrícola y merece un análisis particular.

Así, si bien cada empresa es un mundo en sí misma, y cada campaña nos presenta desafíos a los que debemos adaptarnos, trabajar con márgenes y planificación financiera de arranque permitirá captar oportunidades y facilitará tomar decisiones. Desde AZ Group recomendamos seguir mirando los precios desde una perspectiva relativa a la empresa y al mercado, así nos permitirá ir recortando incertidumbre en una campaña 2020/21 que recién comienza.

El autor es analista de AZ Group

La Nación