Miércoles, 22 Julio 2020 07:50

Vicentin: avanza creación del fideicomiso y el directorio da un paso al costado

El proyecto para encausar a la firma agroindustrial Vicentin ya está en marcha: en los próximos días desembarcará en Santa Fe, Gabriel Delgado, el interventor nombrado por el Gobierno quien ultimará los detalles de la conformación de un fideicomiso con los bienes de la empresa. En tanto, según pudo averiguar Ámbito y a pedido de gran parte de los acreedores, principalmente los bancos internacionales, el actual directorio que tiene entre sus filas a las familias Padoan, Vicentin y Nardelli están dispuestos a dar un paso al costado y dejar el manejo de las finanzas de la compañía.

En este marco, ayer el presidente Alberto Fernández, mantuvo una videoconferencia con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti para seguir de cerca los avances del plan para reencausar a la firma agroindustrial Vicentin. “El objetivo central del Presidente es el salvataje de la empresa, por ello su preocupación en conocer cada uno de los detalles del proceso y su evolución”, detalló el gobernador luego del encuentro.

Justamente el tema que estuvo sobre la mesa fue la conformación del fideicomiso y esta nueva era que busca dejar atrás el proyecto de expropiación de la empresa agroindustrial que llegó a consolidarse como la cuarta empresa exportadora de granos y subproductos de la Argentina, terreno que perdió luego de ingresar en default en diciembre pasado con deudas superiores a los u$s1.350 millones.

Tal como adelantó en ediciones pasadas Ámbito el plan para reflotar a la empresa exportadora incluye además la posibilidad de que los acreedores capitalicen parte de sus deudas y que los actuales dueños se queden con una porción minoritaria de acciones.

Para lograr su objetivo el Gobierno, a través del plan que está elaborando Gabriel Delgado, prevé incluir a YPF en el esquema, porque justamente hoy esta firma cuenta con un bien más que preciado para Vicentin: materia prima. YPF, con su división de servicios e insumos para el campo, utiliza el canje de cereal. Así es que, en una primera etapa, todas las toneladas que reciba la empresa energética serán derivadas a las plantas de Vicentin para su procesamiento.

En paralelo el proyecto contempla la posibilidad de que los bancos internacionales, firmas locales (suena con fuerza un reconocido empresario del campo) también aporten capital de trabajo para que Vicentin vuelva a ser lo que era, o incluso mucho más. El plan también prevé que la agroexportadora salga a cotizar sus acciones en un plazo de dos años y hasta se ilusionan con que antes se convierta en la líder nacional en envíos.

Finalmente, según explican desde el Gobierno de Santa Fe, el objetivo primordial una vez que el fideicomiso esté constituido será cancelar la totalidad de las deudas que la empresa agroindustrial tiene con las cooperativas, acopios y productores que le vendieron granos. En tanto las investigaciones por lavado de activos y malversación de fondos que pesan sobre el directorio de la firma, siguen su curso por otra vía.

Ámbito Financiero – Yanina Otero