Martes, 21 Julio 2020 02:28

Maíz: la cosecha deja rindes con una "gran variabilidad" en el NOA

La cosecha de maíz en Tucumán y zona de influencia avanza con una "gran variabilidad de rindes", según un informe de Apronor. La cosecha avanzó a un 60% de unas 120.000 hectáreas. De acuerdo a la entidad, "lo que se sembró antes de la sequía de diciembre y enero fracasó". Al respecto, detalló que "adicionalmente las altas temperaturas de marzo estresaron los cultivos, y para aquellos sembrados posteriores al 25 de enero se vieron afectados por heladas tempranas ocasionando inmadurez fisiológica".

Según Apronor, "quienes acertaron en fecha de siembra, manejo, materiales utilizados y además fueron bendecidos por las lluvias tienen buenos rindes con picos superiores a 10.000 kg".

"De toda la torta éstos representan el menor porcentaje. En la vereda opuesta nos encontramos con rindes moderados a bajos y hasta lotes que quedarán sin trillar", precisó.

Apronor detalló que la recolección no se pudo dar en condiciones normales por las restricciones en medio de la pandemia de coronovirus.

"Por un lado, como es de público conocimiento, los productores agropecuarios y proveedores de servicios por lo acontecido con la pandemia Covid-19 agravamos nuestra situación laboral ante el impedimento de libre tránsito (consagrado constitucionalmente) por las rutas interprovinciales, con requisitorias de imposible cumplimiento, llegando a la gravedad de fajar las puertas de los vehículos para que así los transportistas no puedan descender del vehículo por doce horas, lo que torna inexorablemente una violatoria a los derechos humanos. La situación más crítica se da en los puestos de control limítrofe de Santiago y Tucumán", indicó.

Para Apronor, de cara a la nueva campaña los productores tendrán que tener "los márgenes muy actualizados".

"Frente a un escenario muy complicado derivado de un esquema impositivo donde las retenciones se duplicaron en el último año, una pandemia que golpea fuertemente al precio internacional del grano arrastrado por la crisis del petróleo y los biocombustibles, rendimientos de indiferencia por encima de los 6000 kgs/ha, los productores deberán tener los márgenes muy actualizados para tomar decisiones y evitar los quebrantos", expresó la entidad.

La Nación