Viernes, 17 Julio 2020 02:27

Nevada histórica. El difícil momento de los productores ovinos en la Patagonia

“Hace fácil 20 años que no tenemos una nevada así", dice Rodolfo Mayer, productor ovino de la zona de Los Menucos, al sur de la provincia de Río Negro, una zona de meseta elevada. La altura, alrededor de los 1200 metros sobre el nivel del mar, es sinónimo de inviernos crudos y con nieve, pero este año la nevada fue más copiosa de lo normal y vino seguida de una ola polar. Se estima que cayó alrededor de medio metro de nieve. Gabriela Sierra, productora ovina, recuerda que en su zona, entre los parajes El Caín y Pilquiniyeu, hubo nevadas fuertes en 2016 y 2017. Pero este año hubo otra complicación: desde mayo que las heladas no permiten el deshielo de la nieve acumulada.

"Afortunadamente, los primeros días no tuvimos temperaturas muy bajas y los animales tuvieron tiempo de abrir caminos y no quedar atrapados en la nieve", cuenta Mayer. Ahora, como dice Sierra, la dificultad está en poder salvar la mayor cantidad de animales posibles de los lugares donde la nieve los cubre.

El daño es difícil de estimar porque la cantidad de nieve que cayó -aproximadamente medio metro- impide recorrer el campo para ver cómo están los animales que quedaron en el campo. Sí se sabe que los que más problemas van a tener son los que no llegaron a proteger a los animales más débiles.

"Nosotros pudimos sacar todos los animales más viejos y corderos muy flacos antes de la nieve, aproximadamente unos 2000, o sea un 10%", cuenta Mayer. "Si no la hacíamos, calculo que iban a morir", agrega. Sierra calcula que tendrá pérdidas pero aún no sabe de qué magnitud.

"Trasladar los animales a cuadros donde la nieve no dura tantos días es difícil en condiciones tan adversas, con nieve y viento", explica la productora. En su caso, se llevan a la casa las ovejas que están en lugares donde se acumula mucha precipitación y la nieve impediría que los animales encuentren el pasto. "Tenés que recorrer en campo todos los días y te podés perder porque al haber tanta nieve el paisaje se te desdibuja", señala.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) compartió fotos de los campos afectados: en una se ve a una oveja sacando la cabeza desde el interior de un montículo de nieve. "Muchas veces los animales buscan refugio en arbustos o las bardas de piedra y se quedan quietos esperando que pase el temporal -explica Mayer-. Con los fuertes vientos que tenemos muchos veces terminan enterrados vivos".

"Este invierno ha sido muy duro para la zona. Las temperaturas extremas complican la vida y el trabajo de los productores", comenta Baldomero Bassi, presidente de la Federación de Sociedades Rurales de Río Negro. "Todos los años uno espera la nevada y es algo bueno para el campo porque augura una buena primavera, pero este año las heladas complican que se derrita la nieve", agrega el dirigente.

"El problema más grande es que los caminos bloqueados impiden el acceso a los campos y requieren maquinaria que el productor normalmente no tiene", dice Edgar Contín, productor ovino y vicepresidente de la Sociedad Rural Bariloche. "Sin 4x4 y cadenas era imposible -coincide Mayer-. Por suerte los bomberos están equipados con camiones Unimog y llevaron leña y mercadería a los pobladores".

En preparación para la época invernal, los productores se abastecen de leña, combustible y alimentos para ellos mismos y los animales. "Es lo indispensable para pasar los meses más difíciles", comenta Sierra. A ella la preocupa la falta de internet en su zona, lo cual complica la comunicación. "Aquel que puede, con sus propios recursos, cuenta con un equipo de radio", dice.

Otra cosa que la alarma es la salida del campo en caso de una urgencia. La separan 16 kilómetros de huella de los dos parajes más cercanos: "No tengo camino. Aún con vehículos 4x4 a veces es imposible romper la nieve para salir", cuenta Sierra.

Según Bassi, desde la Federación ofrecen maneras de pasar el temporal. "Están vigentes los créditos para financiar la compra de alimentos para animales que coordinamos con el Ministerio de Producción y ahora estamos viendo si podemos subsidiar el gas a granel que es un elemento importante para la calefacción en los campos", puntualiza.

La Nación - Malena Duchovny