Jueves, 16 Julio 2020 02:27

Destacan que la producción de maní se expande más allá de Córdoba

Con especial foco en Córdoba, pero extendiendo también su área de influencia a otras provincias, el cultivo de maní toma cada vez más relevancia dentro de la matriz productiva del país. En el último año, Argentina se ha transformado en el principal exportador mundial de maníes de alta calidad y también de aceite. Un crecimiento que en gran parte se debe al desarrollo tecnológico de insumos y herramientas que garantizan estabilidad y mayores rendimientos al productor. La alta carga de patógenos en la semilla y en el suelo afecta la implantación del cultivo y es uno de los principales desafíos que enfrenta el productor de maní.

Por lo que durante una jornada organizada por UPL, Julián García, director del Laboratorio Oro Verde, alertó sobre la importancia de realizar tests y muestreos en los lotes para poder seleccionar los fungicidas terápicos adecuados. “Aspergillus, Penicillium y Rhizopus son los patógenos que más prevalecen a lo largo de los años”, reveló.

El docente de la Universidad de Río Cuarto, Claudio Oddino, agregó que este tipo de patógenos impactan de manera directa en el poder germinativo y emergencia del maní.

“También hay otros hongos que pueden ir con la semilla y causan enfermedades de planta adulta”, aseguró el especialista, quien aconsejó además el empleo de mezclas con distintos modos de acción para disminuir el riesgo de resistencias. “Aunque a corto plazo no veo problemas importantes de resistencia en la Argentina, ya se evidenciaron casos en Estados Unidos de resistencia a Aspergillus. Por eso hay que tener cuidado”, confirmó.

Por último, Sergio Morichetti, jefe de desarrollo técnico en la unidad de negocios agropecuarios de AGD, afirmó que la producción de maní está creciendo enormemente en el país y ya se extiende mucho más que a la provincia de Córdoba. “El área se está ampliando al Este y además se empieza a ver en el mercado otro tipo de variedades de ciclos más cortos que quizás permitan explorar otros espacios”, ratificó.

Intercambio con India

El año pasado, Argentina se convirtió en el principal exportador mundial de maníes de alta calidad y de aceite de maní, exportando a más de 100 países y siendo el principal proveedor de maníes comestibles de la Unión Europea.

En este sentido, del evento también participaron el embajador de la India para Argentina, Uruguay y Paraguay, Dinesh Bhatia, y el embajador de Argentina en India, Daniel Chuburu.

“A nivel comercial, en el último año el comercio bilateral ha alcanzado su máximo histórico de 3.090 millones de dólares. India fue el sexto mercado de importaciones para Argentina. En los últimos 11 años el comercio bilateral se ha duplicado”, dijo Bhatia. La India es el séptimo socio comercial del país, más de 15 empresas indias tienen presencia en la Argentina.

A su vez, India es el segundo productor de maní del mundo después de China y gran exportador de maní sin cascara. “India y Argentina tienen expertise en el cultivo de maní. Ambos países pueden compartir su know how en la producción e industrialización del producto”, concluyó.

A su turno, Daniel Chuburu, embajador argentino en India, destacó la vinculación entre ambos países y la necesidad de diversificar la balanza comercial, casi el 90% de las exportaciones de Argentina a India se concentran en aceite de girasol y soja.

“Nos merecemos crecer no solo en el comercio sino también en las inversiones”, dijo y consideró que tenemos que ver más allá de las exportaciones agrícolas y empezar a concentrarnos en tecnologías, donde India es un jugador importante.

Clarín