Lunes, 13 Julio 2020 02:28

Sin fallos a favor, el Gobierno retomaría el plan para expropiar Vicentin

El Gobierno no descarta volver a jugar fuerte la idea de expropiar la agroexportadora Vicentin. El miércoles próximo -a las 17.30- está previsto que se lleve a cabo una audiencia de conciliación convocada por el juez Fabián Lorenzini, para que la empresa y el Gobierno de Santa Fe intenten limar asperezas, pero en Casa Rosada descartan que pueda haber avances en este sentido. "Los empresarios se quieren quedar; nosotros, que se vayan. No veo cuál puede ser el punto intermedio en todo esto", sostuvo ante El Cronista una fuente oficial.

Justamente en esa enorme diferencia entre las pretensiones de unos y otros en donde aparece la vuelta a escena del proyecto expropiador, que tantas veces se nombró pero que en definitiva nunca llegó al Congreso. 

Pero más allá de que lo que ocurra el miércoles próximo, en el Gobierno tampoco tiene demasiadas expectativas respecto de lo que será la definición final de Lorenzini respecto de si dejará que el concurso de acreedores de Vicentin siga su curso, o que finalmente dará lugar al pedido expropiador. Se estima que esa decisión podría llegar en los primeros días de agosto.

Pero Lorenzini es el mismo juez que determinó, entre otras cosas, que los directivos de la compañía retomen sus lugares y que los enviados del Gobierno, encabezados por Gabriel Delgado y Luciano Zarich, ya no jugarían el papel de interventores. 

Además, ante un pedido del Gobierno santafesino sobre la expropiación, decidió que ese expediente corriera por un carril diferente al de la convocatoria, por lo que nada cambió.

Y como las esperanzas oficiales no son las mejores, la idea de motorizar la expropiación vuelve a tomar color. 

Sin embargo, aquí jugar fuerte una vez más el inconveniente que el Gobierno tiene en Diputados para lograr los votos necesarios para que avance esta iniciativa, una de las razones por las que en un principio tampoco se presentó el proyecto en el Congreso.

Por otro lado, el Gobierno apuesta también a que los mismos accionistas de Vicentin comiencen lentamente a ver que su situación, sin intervención, no avanza. Afronta deudas por u$s 1400 millones, y desde hace meses busca que algún socio llegue para aportar dinero fresco que calme la compleja situación económica. 

En caso de que no logre llegar a un acuerdo, los argumentos para continuar en la situación actual se le irán diluyendo, y allí tal vez el plan interventor, primero, y expropiador, luego, podrían comenzar a avanzar con mayor fluidez.

El Cronista – Matías Bonelli