Miércoles, 08 Julio 2020 02:27

Algodón en Seguí: “Es un desafío y pude demostrar que funciona”

Campo en Acción llegó a un campo ubicado en la Ruta Provincial 35 a unos 3 kilómetros de la ciudad de Seguí, donde se realiza una particular cosecha de algodón. Para conocer algo más al respecto de un cultivo que no es común de ver en nuestra zona, dialogamos con el productor Flavio Musso.

Por lo general cuando hablamos de algodón quizás uno se lo imagina al norte del país, o quizás al norte de nuestra provincia pero no en el departamento Paraná ¿Hace cuantos años trabajas con el cultivo de algodón?

-Hace más de 17 años estoy haciendo algodón, primero en el norte de la provincia, en el sur de Corrientes y en Chaco, hace cuatro años que vengo insistiendo en traer el cultivo a Paraná. Empezamos con algunas experiencias y llegamos a este lote de 15 hectáreas. Mucha gente creía que el cultivo acá no funcionaba pero yo sabía que me iba a andar muy bien.

Este año tuve una seca que afectó el rendimiento, en marzo faltó mucho el agua sino hubiese tenido muy buena producción.

¿Qué tipo de clima necesita el algodón?

-El cultivo se adapta muy bien a esta zona, es más, hay estudios hechos por INTA que dicen que hasta en Victoria se puede sembrar el algodón. Necesita la fertilización igual que cualquier otro cultivo como los cuidados agronómicos.

En cuanto a la fecha óptima de siembra es octubre/noviembre se puede extender a diciembre pero ya los rindes no van a ser los mismos.

El cultivo antecesor fue soja, al lote se lo movió porque estaba muy desparejo.

¿Cuántas son las variedades del cultivo de algodón que se pueden adaptar a nuestra zona y como es el manejo?

-Hay muchas variedades, las que más me gusta son las que genera el INTA de Sáenz Peña. Esta es una variedad nueva que tiene como ventaja que es resistente a glifosato, eso ayuda mucho al laboreo.

Es un ciclo intermedio de 140/150 días, hay variedades más largas y más cortos, yo opté por este ciclo por una cuestión que el cultivo sucesor es trigo.

En densidad este año me excedí un poquito en densidad y después sufrí las consecuencias en la seca.

Los rendimientos llegan a los 3000 kilos, dudo que ahora se llegue a esos rindes por el tema de la sequía pero es el rendimiento óptimo para la zona.

El manejo sanitario en cuanto a plagas es igual a la soja o cualquier cultivo, básicamente oruga o chinche o algún trip que puede ocurrir por diciembre donde aprieta el sol. Una de las grandes ventajas que tenemos es que el picudo está controlado hasta Bella Vista, hay una franja ahí donde Senasa hace los controles y no hay problemas de picudo.

¿Una vez que se cosecha que se hace con el lote?

-Nosotros destruimos este rastrojo para procurar que las plagas del algodón no sigan prosperando, luego queda el lote listo para el trigo.

La producción tiene como destino el desmote y luego la industria, ese hilado se vende a la tejeduría.

¿Cómo está en la actualidad el mercado del algodón?

-El cultivo es económicamente rentable, tenemos que jugar mucho con los costos pero nosotros al tener una desmotadora cerca nos ayuda en la cuestión de los fletes.

Si comparamos con la soja uno estima que tiene que ser superior, pero hablamos de un año atípico donde la soja no rindió muy bien.

¿Cuántos productores de algodón hay en Entre Ríos?

-Realmente quedamos pocos, al haber poco apoyo por parte del gobierno la gente que se había organizado en asociaciones se destruyó. Al ser un cultivo que no se conoce en la provincia somos muy poquitos los que hemos quedado.

Yo he peleado mucho por las ayudas económicas y el fondo algodonero. Nosotros necesitamos que apoyen el cultivo que se desarrolle la producción primaria y tenga valor agregado.

“El algodón es un cultivo que se puede hacer en pocas hectáreas, en el norte de la provincia es más fácil de lograr que la gente se anime a probarlo porque se conoce más al cultivo”.

¿Crees que si el gobierno apoya el fomento de este cultivo se puede tener un crecimiento importante?

-El algodón es multiplicador de riquezas por algo en Chaco le llaman el oro blanco, ojalá lo apoyaran para desarrollar el cultivo para el común de la gente y para la provincia también, porque Entre Ríos ni siquiera se ha presentado al Fondo Algodonero, entonces ni siquiera lo tienen en cuenta.

¿Hay una parte de este cultivo que se destina a la alimentación animal?

-Sí, el 100% de la producción va para la industria y un 50/60% va a la parte de lo que es la semilla que va destinada a los tambos y a la suplementación animal.

“El valor nutricional es impresionante, le da un tenor graso a la leche muy importante. Los productores traen semillas de algodón de otras provincias, en esto hay que tener particular cuidado para no traer el picudo”.

Campo en Acción (Entre Ríos)