Miércoles, 08 Julio 2020 02:26

Venta de carne vegetal se afianza en el mundo y Argentina se suma

Tiene el aspecto de una hamburguesa, el sabor de una hamburguesa, y el olor de una hamburguesa. ¿Qué es? Una “falsa” hamburguesa. El acertijo hoy es moda en el millonario negocio global de la carne vegetal. Lo de falso, lejos de tener una connotación negativa, hace referencia a que el sustituto no tiene nada que envidiar a una hamburguesa “real” en cuanto a sus atributos gastronómicos. Más aún, sus fabricantes aseguran que tiene beneficios que exceden la cuestión saludable.

“Usa un 83% menos de agua y libera un 89% menos de CO2 en el ambiente en comparación con una hamburguesa de carne. Tampoco contiene huevo, lactosa ni gluten”, explica Mauricio Alonso, country manager para Argentina de The Not Company (NotCo). La empresa anunció ayer la llegada a supermercados y hamburgueserías del país de su producto NotBurger, hecho a base de vegetales.

“Usamos Inteligencia Artificial para encontrar la manera de recrear los sabores que todos conocemos, usando solo plantas y reduciendo la huella de carbono que dejamos en el medioambiente”, añade Alonso. La empresa ya lanzó en Argentina NotMayo (mayonesa), NotIceCream (helados) y NotMilk (leche). Ayer presentó la NotBurger.

La startup de origen chileno desembarcó en Argentina hace apenas un año. Actualmente lidera la producción de alimentos de base vegetal en América Latina. En ese posicionamiento ayudó el impulso que le dieron sus inversores: The Craftory, Bezos Expeditions (el fondo de inversiones del CEO de Amazon, Jeff Bezos) y Kaszek Ventures. En una rueda de financiamiento que realizó el año pasado recaudó u$s30 millones entre los inversores mencionados. No es gente acostumbrada a apostar a ciegas. Según una estimación de Euromonitor International el mercado de la carne vegetal podría alcanzar u$s12.000 millones en dos años. Y el New York Times aseguró que superará los u$s80.000 millones en 2030.

Esto también explica la multiplicación de proyectos surgidos recientemente. En Estados Unidos, donde funciona por ahora el mayor mercado, se reparten el negocio Impossible Foods y Beyond Meat. Con sus productos que contienen organismos genéticamente modificados (OGM) y soja, Impossible Foods recaudó alrededor de u$s750 millones en su última ronda de inversiones.

En tanto, Beyond Meat basa su producción de hamburguesas en las arvejas como sucedáneo de la carne. La firma logró una valoración de mercado superior a los u$s5.000 millones. Entre sus promotores figuran el actor Leonardo Di Caprio y Bill Gates, fundador de Microsoft. Puso un pie en Argentina a través de la web Protteina Foods que tiene la licencia de distribución y ofrece sus productos en Chile, Perú y Uruguay.

Otro indicador del atractivo de este mercado es que el frigorífico brasileño Marfrig -dueño en Argentina de las tradicionales hamburguesas Paty- armó una nueva sociedad para sumarse al negocio: PlantPlus Foods.

Otros grandes jugadores del mercado global de alimentos tampoco quieren quedarse afuera. Nestlé anunció el año pasado el lanzamiento de Awesome Burger, hecha en base a trigo y soja.

También Cargill, otra multinacional de peso, anunció su decisión de ingresar a este mercado. De la misma forma, Kellogg’s abrió MorningStar Farms, una subsidiaria dedicada sólo a producir alimentos vegetarianos. En este escenario no podía faltar un competidor chino: la startup Zhenmeat. Ingresó al negocio a finales de 2019, pero con una particularidad: la mayoría de sus sustitutos replican a la perfección el sabor a la carne de cerdo.

Ámbito – Jorge Velázquez