Imprimir esta página
Miércoles, 08 Julio 2020 02:28

Con el mercado interno deprimido, el bioetanol cordobés conquista el exterior

En Argentina, el 52 por ciento del bioetanol que se utiliza para “cortar” las naftas proviene de la molienda de maíz. Y el 71 por ciento del combustible obtenido del cereal se produce en Córdoba. Es decir, que las plantas radicadas en la provincia son las líderes a nivel nacional en la generación de etanol y ahora están comenzando a tomar protagonismo también a nivel mundial. Por las medidas de aislamiento establecidas por el Gobierno nacional para prevenir el contagio de la pandemia de Covid-19, el consumo de combustibles en los últimos tres meses se derrumbó.

Y aunque eso complica a ACA Bio (Villa María), Promaíz (Alejandro Roca) y Bio 4 (Río Cuarto), las firmas encontraron la oportunidad de abrirse paso en el mercado externo.

Así fue que, desde que comenzó la cuarentena, lograron realizar sus primeras exportaciones.

Casos

Rumbo a Europa. Según publica La Voz, el pasado 2 de julio ACA Bio realizó su primer envío a la Unión Europea (UE).

Si bien desde la empresa no precisaron cuál fue el volumen exportado, afirmaron que equivale a 15 días de producción diaria: la firma tiene una capacidad de elaboración teórica de 167.000 metros cúbicos anuales.

También precisaron que el margen de utilidad de la operación es mínimo, pero que la venta ayuda a bajar el stock almacenado y a mantener en funcionamiento la planta, afectada como se mencionó por las bajas ventas al mercado interno.

Hacia Brasil. Antes, el 2 de abril, ACA Bio también fue la pionera al enviar ocho millones de litros, por un valor de 4,1 millones de dólares, a Brasil.

La operación incluyó 4,5 millones de litros propios, y 3,5 millones comprados a Promaíz.

El destinatario del combustible fue Raizen, la subsidiaria brasileña de Shell, que lo utiliza para la mezcla con sus naftas en el mercado del país vecino.

Camino a España. En el medio, a mediados de junio Bio 4 también avanzó con una exportación a España.

La diferencia en este caso es que no fue de bioetanol, sino de alcohol farmacopea desnaturalizado producido en una línea especial que inauguró la firma en en mayo.

"Mandamos 370 mil metros cúbicos a España, que es una demanda puntual por toda esta situación de emergencia sanitaria", indicó Germán Di Bella, director de la empresa que se dedica a la producción de etanol a base de maíz.

La Voz del Interior