Viernes, 03 Julio 2020 02:28

El área de trigo sigue cayendo y al final no crecerá: será menor que en 2019

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires volvió a recortar este jueves la proyección de siembra de trigo en Argentina. Antes de que comenzara la campaña, la entidad estimó que el área triguera nacional podría alcanzar las 6,8 millones de hectáreas, lo que implicaba un crecimiento respecto a las 6,6 millones de hectáreas de la campaña pasada. Sin embargo, las lluvias no han acompañado estas expectativas: a mediados de junio, la Bolsa redujo la proyección a 6,7 millones, y ahora volvió a achicarla a 6,5 millones.

Es decir, se estarían implantando 300 mil hectáreas menos que las inicialmente calculadas y 100 mil menos que el año pasado, cuando en un principio se esperaba que la superficie fuera superior a la del ciclo anterior.

Sin agua

“La falta de precipitaciones y el déficit hídrico superficial que afecta gran parte de la franja oeste (de la superficie agrícola argentina) se ha expandido hacia el centroeste. Este escenario impide la incorporación de lotes y obliga a resignar hectáreas, no solo en la provincia de Córdoba y en la región NOA, ahora también en las regiones NEA y Núcleo Norte”, explicó la entidad porteña.

El déficit hídrico también se observa en que se incorporaron apenas 364 mil hectáreas en la última semana; es decir, que se frenó el avance de siembra que hoy se estima en 79,1 por ciento del total proyectado.

Otro dato significativo en este contexto es que, del total ya sembrado, el 16 por ciento de los lotes están en condición entre regular y malo, debido al déficit hídrico que afecta al 64 por ciento de la superficie implantada a nivel nacional.

Expresado de otro modo: dos de cada tres lotes no tienen el agua suficiente para tener una campaña normal.

La Voz del Interior