Miércoles, 01 Julio 2020 02:28

Vicentin: el juez del concurso también pide el balance 2019

El último balance de la firma agroindustrial Vicentin continúa siendo un misterio. Primero fueron los bancos internacionales, quienes en su presentación en Estados Unidos advirtieron que no contaban con la última información financiera de la firma. Luego, el Gobierno de la provincia de Santa Fe presentó un escrito en el juzgado donde avanza a paso lento el concurso de acreedores, solicitando que la empresa muestre su balance 2019. Finalmente, esta semana el juez que entiende en la causa, Fabián Lorenzini, también advirtió que hasta el momento los dueños de la firma agroindustrial habían mostrado un informe de activos y pasivos, pero del balance no había noticia. Esa parece ser una pieza clave para entender, o no, la repentina debacle de la compañía.

De esta manera, el magistrado solicitó formalmente mediante un escrito el balance 2019 que la empresa habría cerrado en octubre pasado, es decir dos meses antes de que se declarara en default con deudas por más de u$s1.350 millones.

El último balance de Vicentin conocido hasta el momento, da cuenta que en el período de 12 meses cerrado en octubre de 2018 facturó poco más de $100.000 millones y obtuvo una ganancia después de impuestos de $1.880 millones. Sus activos alcanzaban los $64.200 millones y su pasivo era de $43.900 millones. El balance 2019 sería clave para entender como una empresa que se mostraba sólida desde lo financiero terminó en pocos meses con un default millonario y en concurso de acreedores.

Habría además un punto de inflexión, julio de 2019. El comité de bancos internacionales a los que Vicentin les debe más de u$s500 millones, advirtieron en su presentación ante la justicia de Estados Unidos que hasta esa fecha, la empresa mostró números que no hacían sospechar siquiera la debacle financiera que sucedió apenas pocos meses después.

“El Consorcio necesita saber cómo desaparecieron cientos de millones de dólares -y posiblemente más de 1.000 millones de dólares- de activos. ¿Fueron inexactos los estados financieros presentados a los bancos el 29 de julio de 2019 a los efectos del cumplimiento del convenio y los inventarios fueron muy exagerados o las cuentas por pagar muy subestimadas?”, se pregunta el Comité de bancos en su escrito.

Finalmente a modo de resumen los acreedores internacionales de Vicentin remarcan una cuestión que hoy también está en la lupa de la justicia: “Los miembros del Consorcio Directivo están ansiosos por comprender cómo, exactamente, la Compañía pasó, en cuestión de meses, de informar a los acreedores financieros que contaba con efectivo, existencias y cuentas por cobrar, a declarar que no tenía ni existencias ni cuentas por cobrar, que, por el contrario, estaba muy atrasada en los pagos de existencias y no podía continuar sus operaciones”.

Ámbito Financiero – Yanina Otero