Jueves, 25 Junio 2020 02:30

Vicentin. Ruralistas de Santa Fe le expresaron a Perotti reparos por su plan

Referentes de la Mesa de Enlace de Santa Fe expresaron sus reparos al gobernador Omar Perotti ante la intervención en Vicentin que pretende llevar adelante la provincia y ratificaron que la solución para la compañía se debe dar en el marco del concurso de acreedores de la firma que lleva adelante el juez de Reconquista, Fabián Lorenzini.

Esta tarde, el gobernador Perotti tuvo una charla online con representantes de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Coninagro, Federación Agraria y de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe) que en esa provincia forman la Mesa de Enlace local. El mandatario estuvo acompañado por su ministro de Producción, Daniel Costamagna, y el secretario de Justicia provincial, Gabriel Somaglia.

Luego de que los interventores del gobierno nacional fueran rebajados al rango de veedores por parte del juez Lorenzini, Perotti ofreció actuar desde la Inspección General de Personas Jurídicas, un organismo provincial, para intervenir la empresa. Esto como salida a la amenaza siempre presente del gobierno de Alberto Fernández de querer avanzar con un proyecto de expropiación en el Congreso. El juez Lorenzini decidió abrir el pedido de Perotti como un incidente aparte y relegó así su iniciativa .

"En el objetivo estamos de acuerdo, que la empresa pueda continuar", señaló a LA NACION Ricardo Firpo, director suplente en Santa Fe de la Sociedad Rural Argentina (SRA), que participó de la reunión.

"Ellos interpretan que la intervención es legítima, pero nos preocupa que pueda sentar más precedentes. Mientras sea en el marco del concurso, estamos de acuerdo, pero nos genera dudas por los precedentes (para otros casos de empresas en situaciones similares o a futuro)", agregó.

Según los ruralistas, el mandatario provincial planteó que la intervención propuesta por Santa Fe es superadora a un Decreto de Necesidad y Urgencia, es decir como el que firmó el Presidente para avanzar sobre la compañía. También lo ve como una alternativa para no llegar a la expropiación que busca el Gobierno.

Carlos Castagnani, presidente de Carsfe, expresó que en la entidad "van a analizar punto por punto" la intervención que promueve Santa Fe. De todos modos, coincidió con Firpo que puede sentar precedentes. "Totalmente", coincidió.

"Ellos dicen que (la intervención provincial) es la manera que tienen para ingresar, desactivar la expropiación y que tiene el visto bueno del gobierno nacional", señaló Castagnani.

El dirigente de Carsfe calificó de "positivo" el diálogo con el gobernador de Santa Fe. "Se mostró muy predispuesto a dialogar", apuntó.

"Como santafesinos apostamos a que la empresa no se caiga, siga funcionando. Si podemos ayudar, lo vamos a hacer", agregó.

Vicentin no acepta el plan Perotti. Máximo Padoán, director y accionista de la empresa, consideró que es "mucho peor" a la intervención que quería hacer el Gobierno. Argumentó que mientras el gobierno nacional buscaba 60 días de injerencia en la firma, la del gobernador de Santa Fe no pone plazos.

Marcelo Banchi, vicepresidente segundo de la Federación Agraria Argentina, dijo: "La impresión que nos llevamos es que quiere llegar a buen puerto con la intervención y que está dispuesto a resolver el problema. Nos pareció una buena actitud. Nos dijo que quiere evitar la expropiación y aunar criterios, entre la empresa, los productores, acreedores y el gobierno nacional".

"A nosotros desde las entidades nos parece que debe ser el gobierno santafesino el que lleve la posta de cómo resolver lo de Vicentin, porque es la firma más importante de la provincia. Y que no debe haber avances sobre el Poder Judicial. Que no vamos a avalar si ese es el camino. También le dejamos en claro que la empresa se debe defender en la Justicia y que no estábamos defendiendo eventuales maniobras que se hayan hecho. Que nuestra preocupación es que pueda salvarse la continuidad de la firma, también pensando en los productores y los trabajadores que tienen que ver con Vicentin o que han entregado granos y lo quieren seguir haciendo", agregó.

La Nación - Fernando Bertello