Miércoles, 24 Junio 2020 02:29

La posibilidad de una sobreoferta mundial vuelve a golpear los precios del maíz

Por segunda rueda consecutiva, los precios del maíz cerraron en baja ayer en la Bolsa de Chicago, donde las buenas condiciones de los cultivos estadounidenses, la falta de nuevas compras chinas y el avance de la segunda cosecha del cereal en Brasil fueron los principales fundamentos negativos para las cotizaciones del grano grueso. Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras reflejaron quitas de US$1,28 y de 1,58 sobre los contratos julio y septiembre del maíz , cuyos precios fueron de 127,95 y de 129,52 dólares por tonelada. En lo que va de la semana estas posiciones retrocedieron un 2,25 y un 2,45% frente a los valores vigentes el viernes pasado, de 130,90 y de 132,77 dólares por tonelada.

"No puedo decirles cuántas veces hemos escuchado que China está buscando maíz estadounidense en las últimas semanas, pero todo fue en vano", contó Charlie Sernatinger, jefe global de Futuros de Granos de ED&F Man Capital Markets, en su reporte diario tras el cierre de la rueda.

El especialista agregó que actualmente el maíz de Estados Unidos es más caro que el de Ucrania, su principal competidor en el hemisferio norte , "y los compradores chinos han estado reservando nueva cosecha ucraniana este mes. No tengo dudas de que los chinos han estado buscando indicios de precios por grano estadounidense, pero tengo todas las dudas de que algún negocio se haya consumado".

En el ciclo comercial 2020/2021 del maíz en los Estados Unidos, que comenzará en septiembre con la recolección del cereal, el mercado tendrá una alta dependencia de lo que ocurra con la exportación , para "descongestionar" la sobreoferta que generará un volumen que según el USDA alcanzaría un récord histórico, con 406,29 millones de toneladas. Dicho volumen, sin embargo, algunos operadores comienzan a verlo como un piso si las condiciones climáticas continúan acompañando de buena manera el desarrollo de los cultivos.

En ese sentido, anteayer el USDA elevó del 71 al 72% la proporción de maíz en estado bueno/excelente y la alejó aún más del 56% vigente un año atrás, cuando los excesos de humedad complicaban la siembra y el desarrollo de las plantas. En su informe semanal sobre cultivos, el organismo agregó que el 2% atravesó la etapa de polinización, un nivel que está dentro del promedio de los últimos cuatro ciclos agrícolas.

"Hoy no hay ningún argumento sólido para hablar de un problema climático para la cosecha de maíz", señaló Sernatinger , frente a reportes del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos que para los próximos 6 a 10 días auguran temperaturas y lluvias superiores a las marcas usuales sobre buena parte del medio oeste, zona donde se concentran las siembras de cultivos de granos gruesos.

El contexto negativo para los precios del maíz se completó con datos de Brasil, donde anteayer la consultora Safras & Mercado elevó de 69,20 a 75 millones de toneladas su previsión sobre el volumen de la segunda cosecha de maíz (incrementó el área sembrada de 12,26 a 13,40 millones de hectáreas) y de 101,50 a 108,40 millones su cálculo total sobre la producción 2019/2020 del cereal. Ese volumen quedó por encima de los 101 millones proyectados por el USDA y de los 102,34 millones calculados por la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura brasileño.

Mercado local

En el mercado disponible local, por tonelada de maíz con entrega inmediata sobre el Gran Rosario los exportadores ofrecieron ayer 8550 pesos por tonelada, $150 más que en la rueda anterior, o su equivalente de 122 dólares. También hubo interesados en negocios para descargas en diciembre y en enero, que propusieron 130 y 132 dólares por tonelada, respectivamente.

El maíz de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo sobre el Gran Rosario, se mantuvo en 123 dólares por tonelada, aunque algunos compradores habrían convalidado hasta 125 dólares. Según fuentes del mercado, el grueso de las órdenes de venta están ubicadas entre 128 y 130 dólares por tonelada.

En los puertos del sur de Buenos Aires la exportación volvió a pagar 135 dólares por tonelada disponible de maíz para Necochea, mientras que para Bahía Blanca elevó su oferta de 133 a 135 dólares.

En el Matba Rofex el maíz se negoció con ligeros altibajos, dado que mientras la posición julio bajó US$0,20 y cerró con un ajuste de 125,80 dólares por tonelada, el contrato septiembre sumó US$0,30 al terminar la jornada con un valor de 128,50 dólares.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos pagaron entre 8500 y 9100 pesos por tonelada de maíz , según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

La Nación - Dante Rofi