Lunes, 22 Junio 2020 02:27

Hay más campos en venta pero la actividad inmobiliaria sigue restringida

El Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (InCAIR) que elabora la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) marcó en mayo 21,04 puntos, una suba de 25 por ciento en comparación con abril, primer mes completo del aislamiento en todo el país por la pandemia. Es un dato alentador para el sector, aunque en relación al mismo mes del año 2019 el índice marca una caída del 53 por ciento.

"El incremento de la actividad registrado respecto a abril responde a un aumento de campos ofrecidos para la venta en el mercado local. Asimismo, el aislamiento social, preventivo y obligatorio, con las restricciones para la circulación de personas, continúa limitando la recorrida por campos, lo que afecta significativamente a la actividad. También, el irregular funcionamiento de entidades y reparticiones públicas frenan la operatoria para el inicio y concreción de operaciones", afirmaron desde la Cámara.

La base del InCAIR es de 97,5 puntos, que corresponde en forma histórica a su pico máximo registrado en septiembre del año 2011. El índice se conforma, principalmente, por resultados de la encuesta mensual de actividad efectuada entre socios de todo el país, cantidad de avisos publicitarios de campos en venta o alquiler en los principales medios gráficos de tirada nacional, cantidad de anunciantes en la web de CAIR, operaciones rurales realizadas en el periodo analizado, búsquedas y consultas efectuadas por inversores en la web de CAIR, y cantidad de avisos comerciales en las principales plazas del interior del país.

"La performance de la gestión económica y las preocupantes señales políticas sobre la propiedad privada, afectan de forma negativa a una posible recuperación sostenida y tangible para la actividad inmobiliaria rural", remarcaron desde la entidad.

Clarín