Viernes, 19 Junio 2020 02:31

Omar Perotti empezó a buscar alternativas a la expropiación de Vicentin, pero no convenció a la cooperativa AFA

ROSARIO.- El camino de las "alternativas superadoras", como delineó el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, a la expropiación de Vicentin, aún no despega del terreno de "las buenas intenciones" y no muestra avances concretos, luego de la primera ronda de reuniones que el mandatario tuvo con protagonistas del sector agroexportador, como las cooperativas, que figuran entre los 2600 acreedores de la empresa nacida en Avellaneda, y los gremios.

"No escuchamos ninguna propuesta superadora de parte del gobernador, porque creo que más bien él quería escuchar a uno de los principales actores del negocio, como somos nosotros que agrupamos a 18.000 productores agropecuarios", afirmó Jorge Petetta, presidente de Agricultores Federados Argentinos (AFA) , que participó del encuentro con Perotti y el ministro de la Producción, Daniel Costamagna.

El gobierno prefirió que este tipo de encuentros en torno a la crisis de Vicentin tengan un bajo perfil, sin generar expectativas, mientras en Reconquista el juez Civil y Comercial Fabio Lorenzini sigue adelante con el concurso de acreedores en el que la deuda de la compañía supera los 99.000 millones de pesos y se organizan marchas el sábado en todo el país en contra de la posible expropiación de la agroexportadora, que acumuló más de 2600 acreedores. En ese lote se encuentra el Banco Nación que otorgó créditos a la firma, junto a otras entidades, por más de 18.000 millones de pesos.

"Nosotros somos una de las principales cooperativas de primer grado del país, que el año pasado facturamos 1000 millones de pesos y no queremos comprarnos un problema con este tema de Vicentin. Nosotros somos acreedores de la empresa que nos debe 277 millones de pesos. Es una cifra que parece muy grande pero es lo que AFA opera en medio día", afirmó Petetta, quien admitió que es partidario de que "se establezca una mesa de diálogo para buscar una solución y una salida superadora a la expropiación, pero es muy complicado el escenario de una empresa que perdió toda confianza".

El titular de AFA reconoció que "es muy complejo este escenario, cuando la empresa dejó de dar respuestas hace siete meses y debe volver a salir a comprar granos para operar. Es necesario que aparezcan actores que vuelvan a generar confianza. Pero nosotros no vamos a poner en riesgo la cooperativa que tiene 87 años de trayectoria para ocupar una silla en Vicentin".

Revuelo en la Justicia por un audio del titular del Consejo de la Magistratura: pide cambiar la integración de la Corte y trata de "llorones" a los jueces              

El ministro de la Producción de Santa Fe dejó deslizar en una de sus escasas apariciones públicas tras la intervención de Vicentin que el gobierno de esta provincia "busca evitar el desguace, que pierda valor, que pierda sus activos. Y la mejor forma de lograrlo es con una propuesta innovadora con una articulación público-privada. Se trata de escuchar propuestas superadoras y allí, se piensa en un esquema cooperativo, en un esquema con YPF División Agro", dijo a la periodista Ivana Fux.

Tras la reunión con el directivo de AFA esa idea no pareció, por ahora, seducir a este sector. Fuentes ligadas al cooperativismo señalaron también que la otra cooperativa de magnitud como es la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) -uno de los principales acreedores de Vicentin- tampoco estaría dispuesta a participar del futuro negocio en torno a la agroexportadora.

La otra reunión que Perotti mantuvo con los eslabones que están ligados a Vicentin es el de los trabajadores. Los dos sectores gremiales que abarcan a los 1200 operarios de las tres plantas de compañía están representados por la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmontadores de Algodón y Afines de la República Argentina, cuyo titular es Daniel Yofra, y el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo, con Pablo Reguera a la cabeza.

Los trabajadores de las plantas de Vicentin en San Lorenzo y Ricardone, donde hay unos 1000 operarios, se reunirán el lunes próximo con el subinterventor Luciano Zarich y con el gobernador santafesino.

La idea de la reunión, según advirtió a LA NACION, Pablo Reguera, secretario general del SOEA, es que los funcionarios "expliquen y den tranquilidad a los trabajadores sobre el pago de los sueldos y las deudas".

La planta de Ricardone está paralizada mientras que la terminal portuaria de San Lorenzo funciona a fasón -con granos de otras empresas-, porque Vicentin está suspendida y no puede operar, desde que entró en convocatoria de acreedores el 10 de febrero pasado.

Durante los meses de enero y febrero el plantel de empleados fue incluido en un régimen de suspensiones, pero ahora, según el titular del gremio, "están en funciones con distintas tareas el 80 por ciento de los operarios".

El gremio quiere tener definiciones sobre la deuda que tiene Vicentin con los trabajadores, que asciende a unos 100.000 pesos por empleado en lo que va de este año, luego de que -de acuerdo a Reguera- la empresa no cumpliera en su totalidad con el incremento de sueldo que se cerró en la paritaria de mayo pasado, en plena crisis. Actualmente el ingreso promedio de un operario en Vicentin San Lorenzo es de 90.000 pesos. Lo que busca evitar el gremio es que esa deuda entre en el concurso de acreedores.

La Nación - Germán de los Santos