Miércoles, 17 Junio 2020 02:30

Vicentin. Diputados que responden a Frigerio y a Monzó plantean una alternativa a la expropiación

Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio, que responde al exministro del Interior Rogelio Frigerio y al expresidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, anticipó su rechazo a la eventual expropiación de Vicentin aunque, a diferencia del resto de su bancada, insiste en que la oposición debería plantear una alternativa para el futuro de la empresa y no limitarse al rechazo del proyecto que envíe el Poder Ejecutivo.

A su juicio, la compañía debería contar con un nuevo gerenciamiento en el que participen e cooperativas y productores agropecuarios. "El proceso judicial debe seguir su curso pero contemplando alternativas que protejan el trabajo, la producción y la inversión, priorizando a quienes conocen y sean parte del sector agropecuario. Por ejemplo, la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y/o Agricultores Federados Argentinos ", planteó el diputado Sebastián García De Luca (Pro), miembro del llamado "subbloque Federal" dentro del interbloque de Juntos por el Cambio.

Este grupo, que busca exhibir un perfil opositor más moderado, sugiere que el administrador o gerente general a cargo del directorio de Vicentin debe definirse a instancias y con aprobación del juez del concurso quien, además, será el encargado de asignar roles dentro de la empresa hasta su saneamiento. En este marco, consideran que el Gobierno debería limitarse a cobrar los créditos otorgados por el Banco Nación , al igual que deben hacerlo la provincia de Buenos Aires y la Ciudad a través de sus respectivas entidades bancarias.

"Tanto en términos legales como económicos es un despropósito que el Gobierno avance con la expropiación de una empresa del sector más competitivo del país mientras tantas Pymes atraviesan graves dificultades producto de la pandemia. La única urgencia tiene que ser salvar esas y otras fuentes de trabajo", sostuvo De Luca.

Asimismo, este grupo de diputados sugiere conformar una gerencia de producción y otra de reestructuración de la deuda, que permanecerán activas hasta tanto se logre la recuperación financiera de la empresa. La gerencia de producción, según la propuesta, debería garantizar el pago inmediato de las deudas que Vicentin contrajo con pequeños productores, mientras que la gerencia de reestructuración de la deuda estaría a cargo de buscar inversores nacionales para recuperar la empresa y garantizar su funcionamiento.

La propuesta cuenta con el apoyo de los diputados de Pro Domingo Amaya, Juan Aicega, Humberto Orrego, Felipe Álvarez, Martín Grande, Gabriel Frizza, Federico Frigerio, José Luis Patiño, Francisco Sánchez, Eduardo Cáceres y Gustavo Hein.

La Nación - Laura Serra