Martes, 09 Junio 2020 02:28

Desde el Banco Central aseguraron que los productores deben comprar los insumos con el dólar oficial

La Mesa de Enlace le pidió al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, que dé señales de previsibilidad a los productores que van a poder comprar los insumos al dólar oficial para la siembra de trigo que se está dando por estos tiempos. Fue al comienzo de la reunión que mantuvieron hoy vía online los presidentes y vice presidentes de las cuatro entidades que la conforman por los inconvenientes que están ocurriendo en el mercado de insumos agropecuarios luego de conocerse las restricciones a los importadores de acceder al Mercado Libre y Único de Cambios.

Así, ante este pedido, el titular de la autoridad monetaria les aseguró que "no hay ninguna razón para que los proveedores utilicen un tipo de cambio distinto al oficial". Por lo que aseguró que los insumos para el campo se deben comercializar al valor del dólar oficial.

Además, Pesce les adelantó que tendrán una reunión con los directivos de las empresas líderes en la provisión de esos insumos para que se expresen si registran dificultad en el acceso al mercado de cambios.

El conflicto por el tipo de cambio se dio tras la Comunicación A N° 7030 que lanzó el Banco Central en la cual restringe a las empresas importadores de acceder al dólar oficial.

Por lo que al conocerse esta decisión, los proveedores de insumos del agro suspendieron temporalmente la comercialización, principalmente la de fertilizantes, para “analizar las medidas oficiales”.

Pero esta interrupción en las ventas de tecnología no fue en el mejor momento porque los productores se encuentran en plena siembra de trigo, en donde se implantó recién el 30% de las 6,8 millones de hectáreas proyectadas, y el fertilizante es un insumo clave para este cultivo a la hora de ganar productividad y calidad.​

De todas maneras, durante la semana pasada desde la Cámara de la Industria Argentina de Fertilizantes y Agroquímicos (Ciafa) habían aclarado que se habían reactivado las ventas de este insumo y que los precios de los productos eran valor del dólar oficial.

No obstante, desde las entidades rurales y los mismos productores advertían que los insumos eran entregados a los productores con un "remito abierto", por lo que no se sabía a cuánto se iba a pagar la tecnología.

"Al momento, la realidad es que los productores siguen viéndose afectados por las consecuencias de esta medida, en especial los de menor escala, que no tienen reservas y no pueden acceder a los insumos para producir", destacaron en un comunicado la Mesa de Enlace tras el encuentro con el directorio del BCRA.

Asimismo, las entidades del agro sostuvieron que esta disposición no afecta solamente a la agricultura tradicional sino a todas las economías regionales que están haciendo trabajos culturales en estos momentos. "Es decir que no sólo se afecta a los productos destinados a la exportación sino también a otros actores", enfatizó la Mesa de Enlace.

La Argentina es muy dependiente de los mercados externos para fertilizar los cultivos. Se  utilizaron el récord de 4,6 millones de toneladas en 2019 de las cuales 3,2 millones de toneladas son importados, o sea, el 68%, por un valor de U$S 1.050 millones.

En este sentido, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario, si esas importaciones se realizan a valor oficial, representaría un costo de 70.000 millones de pesos para los productores. Pero si se toma el dólar paralelo, los costos se incrementarían a 110.000 o 120.000 millones de pesos.

Asimismo, durante la reunión entre el directorio del BCRA y la Mesa de Enlace también hablaron sobre la financiación a los productores.

En este sentido, Pesce le ​adelantó a la Mesa de Enlace el inminente lanzamiento del plazo fijo atado a la evolución del dólar que ofrecerá el Banco Nación a los productores agropecuarios que liquiden la cosecha. El instrumento, Depósitos de Interés Variable (DIVA), permitirá garantizar el valor en divisas de la venta de la producción.

Cabe recordar que desde el el organismo oficial habían decidido limitar el financiamiento a tasas del 24% a los productores que mantengan un acopio de su producción de trigo y/o soja por un valor superior al 5 % de su capacidad de cosecha anual.

"Los productores mantienen sus granos no para especular sino como un mecanismo absolutamente legítimo para mantener el valor de la cosecha e ir financiando su actividad ante la falta de otros instrumentos de crédito a tasas razonables", señalaron en el texto las entidades del agro.

Además, le remarcaron a Pesce que privar a los productores agropecuarios del acceso al financiamiento, para poder seguir produciendo es una medida que repercutirá de modo muy negativo en el sector.

Clarín – Esteban Fuentes