Viernes, 29 Mayo 2020 02:26

Terrazas suaves y forestación, tendencia en consorcios agrícolas de conservación

En la estancia La Margarita y en campos vecinos que integran el consorcio de conservación de suelos Las Barrancas, en el norte cordobés, se están incorporando dos importantes innovaciones en el manejo del sistema: por un lado, el diseño del plan agroforestal, y por el otro cambios técnicos en el diseño y armado de las terrazas que retienen y administran el agua en el campo.

Luis Crusta, asesor con más de 30 años en la consultoría en conservación de suelos, es el director técnico del consorcio, junto a su equipo de colaboradores. Recientemente, además, obtuvo la acreditación oficial como profesional matriculado para asesorar y conducir proyectos de productores en el marco del plan agroforestal de la provincia de Córdoba.

Manejo integral

"En nuestra ingeniería, la sistematización de suelos y el manejo agroforestal que impulsa la provincia de Córdoba constituyen una unidad; partimos de un enfoque integral de las herramientas que dan resultado económico y ambiental al proceso agrícola", sostuvo Crusta durante una recorrida con los miembros del consorcio para mostrar el avance de los trabajos y evacuar consultas de los productores.

La recorrida tuvo lugar en uno de los campos ubicados a la altura del cruce de Barranca Yaco con la ruta nacional 9 norte, pedanía Sinsacate, departamento Totoral.

Mientras se lleva adelante en simultáneo la siembra de trigo, las máquinas trabajan en la construcción de las terrazas. Luego de finalizada la cosecha de soja, este es el momento propicio para sentar las bases del ordenamiento.

Estos campos ubicados al este de Sinsacate tienen pendientes complicadas, que obligan a un manejo de los caudales en la época de grandes lluvias. En 2014, el establecimiento La Margarita comenzó con la sistematización; se fueron agregando campos vecinos hasta integrar un consorcio que abarca más de 25.000 hectáreas.

Innovación en las terrazas

Como principal novedad, Crusta mostró el trabajo de las maquinarias y la estructura de las terrazas que actúan en el ordenamiento y retención del agua.

"El gran cambio, un concepto diferencial que nos parece importante, es que se ha avanzado mucho en la forma de ejecución de las terrazas. Hemos implementado un sistema de trabajo por medio de motoniveladoras o niveladoras de arrastre, que nos permite hacer las terrazas con el canal de desagüe únicamente aguas arriba y un bordo aguas abajo, con lo cual la terraza es muy ancha y suave, de mínima altura; de este modo, no afecta en lo más mínimo la actividad de la maquinaria agrícola. Se puede sembrar en cualquier sentido y realizar las tareas de cosecha o pulverización", explicó el técnico.

Simplicidad

Este modelo, por su simplicidad y operatividad, está teniendo amplísima aceptación entre los productores. "Desde que lo empezamos a utilizar, no hemos empleado más las viejas herramientas para la construcción de las terrazas", mencionó Crusta.

Otro concepto relevante es que las terrazas no sólo actúan conteniendo la erosión y la presión del agua en campos con mucha pendiente. También en los suelos planos permiten "ganar" muchos kilos de granos por el agua que retienen y acumulan en el campo.

En la cuenca de aporte, además, se construyeron microembalses de retardo de crecientes (reguladores que se vacían en 10-12 horas). A la vez, en La Margarita se realizan cultivos bajo riego de pivotes alimentados por agua de perforación. El manejo agrícola integral está fundado en rotaciones y en el paquete tecnológico de la siembra directa.

Aguas arriba

Ahora se empezó a trabajar en una continuidad hacia arriba de la cuenca del consorcio Las Barrancas, en otro establecimiento que también pertenece a La Margarita, y se agregarán otros tres campos contiguos más al plan de sistematización.

Fabio Pereyra, que comenzó con el manejo en 2014, fue uno de los impulsores del consorcio. A través de vínculos institucionales con la Sociedad Rural de Jesús María, el grupo aspira a obtener apoyo del Fideicomiso de Desarrollo Agropecuario acordado por la Provincia con las entidades rurales para financiar obras de mejoramiento de caminos y conservación de suelos.

Componente agroforestal

En La Margarita, el plan forestal estará especialmente dirigido a consolidar una zona de barrancas que se estableció hace varios años por una cárcava de proporciones que atraviesa algunos de estos campos.

"Por eso decimos que hay una importante conexión entre la sistematización de suelos y el plan agroforestal, porque se trata de aprovechar y recuperar áreas degradadas", apuntó Crusta.

La Voz del Interior