Miércoles, 27 Mayo 2020 02:27

Vassalli retomó producción de cosechadoras y financia ventas

Luego de más de un año de total inactividad la empresa de cosechadoras Vassalli, ubicada en la provincia de Santa Fe, planeaba un 2020 a pleno crecimiento, de la mano de una inyección de capital para recuperar el terreno perdido, el objetivo era producir al menos 24 máquinas durante este año y duplicar esa cifra en 2021. Con apenas un mes funcionando nuevamente, tuvo que volver a parar ante la cuarentena obligatoria decretada a fines de marzo pasado. Más de 50 días después la firma está otra vez en marcha y espera, a pesar del actual contexto económico, superar sus primeras proyecciones de la mano de la financiación de sus ventas a través de bancos locales.

El conflicto que paralizó la fábrica se remonta a mediados de 2017, cuando el directorio de la empresa planteó la necesidad de ofrecer retiros voluntarios para reducir la plantilla laboral que a ascendía a más de 500 personas. Luego de meses en los que la fábrica tuvo que parar su actividad, en 2018 la situación se complicó con la falta de pago de salarios.

Hace más de un año y medio la nieta de Roque Vassalli, fundador de la planta, recuperó las acciones de la empresa que le había cedido a un grupo de concesionarios y desde ese entonces buscó captar inversores dispuestos a retomar la actividad de la fábrica.

Finalmente, a fines de 2019 ingresó en escena la empresa Financiamiento Estratégico S.A., conformada por empresarios nacionales que buscan levantar empresas en crisis, luego de una inyección de capital y de hacerse cargo del management y conducción de la fábrica, sus 300 operarios volvieron nuevamente al trabajo, pero por muy poco tiempo. “Fueron más de 50 días en los que la fábrica estuvo otra vez paralizada, se vivió con mucha incertidumbre, pero afortunadamente ya estamos trabajando nuevamente y en este marco esta semana estarán saliendo dos cosechadoras de la línea de ensamblaje que fueron vendidas previamente. Lógicamente lo que proyectamos para marzo / abril, se trasladó hacia mayo pero de todas formas confiamos en que la empresa tiene mucho por avanzar, en primer lugar, ganar el terreno perdido, porque Vassalli ha llegado a tener el 50% del mercado local de cosechadoras, y en segundo lugar, el actual contexto económico plantea que la disponibilidad de dólares será una cuestión complicada y a partir de eso se abren posibilidades para firmas como la nuestra cuya producción tiene más de un 80% de contenido local”, detalló a Ámbito Financiero Héctor Sendoya, director comercial de Vassalli Fabril.

Según explican desde la empresa, tuvieron un muy buen “bautismo de fuego” en la muestra a campo Expoagro, que se desarrolló en los primeros días de marzo, incluso concretaron ventas y plantearon los ejes necesarios para comenzar a ofrecer financiación a través de bancos locales. En este marco recientemente anunciaron la firma de un acuerdo con el Banco Santander para poder ofrecer crédito a sus clientes. El convenio especifica que los compradores podrán financiar entre el 50 y el 70% del valor de la máquina a plazos de 36 o 48 meses. La tasa especial que acordó Vassalli para estos créditos va del 14,5 al 25,10% de acuerdo con la opción que el comprador elija.

Sobre los planes inmediatos, la empresa plantea producir y entregar al menos 3 máquinas al mes y en una segunda etapa no descarta exportar sus productos a mercados del este europeo y África. “Actualmente somos la única empresa nacional de cosechadoras y entendemos que el parque nacional de maquinaria agrícola tiene aún mucho por renovarse. La industria nacional tomará mayor vigor en el corto plazo y confiamos que tendremos el apoyo de la banca pública y privada para llevar adelante la expansión que prevemos. Lo importante hoy es que Vassalli Fabril una empresa que estuvo al borde del precipicio está nuevamente en pie”, cerró Sendoya.

Ámbito Financiero – Yanina Otero