Imprimir esta página
Miércoles, 20 Mayo 2020 02:27

“No hay ni hubo ruptura del Mercosur”, aseguró Felipe Solá ante la Mesa de Enlace

El canciller Felipe Solá aseguró que “no hubo ni hay ruptura en el Mercosur”, en una reunión virtual de dos horas que mantuvo con los 4 titulares de la Mesa de Enlace del campo, que días atrás se habían manifestado inquietos por los cortocircuitos con Brasil y el anuncio del gobierno argentino de que no participaría en futuras negociaciones del bloque con otros países y regiones. Con todo, Solá defendió el criterio de estudiar cada vez más a fondo el impacto eventual de cualquier nuevo acuerdo del Mercosur con otras regiones o países. “Nos preocupan los eternos acuerdos sanitarios que nunca se concretan, y por eso les planteamos a los socios del Mercosur que en los acuerdos hay que discutir el acceso de nuestros productos”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

Los dirigentes del campo plantearon “la conveniencia de profundizar el proceso de integración regional y los avances en acuerdos comerciales de envergadura, que le aseguren a nuestra producción un mejor acceso a mercados”.

En ese sentido, el secretario de Relaciones Económicas de la Cancillería, Jorge Neme, quien también participó del encuentro, dijo no tener dudas de que “el Mercosur necesita una reingeniería”, pero no debemos olvidar que es para conectarse con el mundo, para beneficiarnos con las inversiones, la tecnología y el comercio y no para encarar una apertura ingenua o indiscriminada”.

De la teleconferencia participaron Jorge Chemes (Confederaciones Rurales Argentinas), Carlos Iannizzotto (Confederación Intercooperativa Agropecuaria), Carlos Achetoni (Federación Agraria Argentina) y Daniel Pelegrina (Sociedad Rural Argentina). Por parte de la Cancillería, además de Solá y Neme, se sumaron el jefe de Gabinete, Guillermo Chaves y la subsecretaria María del Carmen Squeff.

En general hubo coincidencias. Los ruralistas destacaron que “el 65% de las exportaciones argentinas son productos agroindustriales (proteínas vegetales y animales, fibras y biocombustibles). En la enorme mayoría de estos casos, los niveles de la oferta productiva de Argentina superan ampliamente la capacidad de absorción de esta oferta por parte del mercado local, por lo que el aprovechamiento de las oportunidades comerciales que surgen de la mano de la exportación es vital para lograr el ingreso de divisas genuinas, la creación de empleo de calidad y el desarrollo de las economías de las regiones en todo el territorio nacional”.

En ese punto, Neme defendió “el potencial de las economías regionales” y dijo que ”por ejemplo se puede producir fruta en toda la Argentina, de Jujuy a Santa Cruz”.

A la par de la inquietud por el Mercosur, la Mesa de Enlace planteó “la necesidad de avanzar en la consolidación del liderazgo de Argentina en la exportación de los productos de origen agroindustrial y las producciones regionales, como así también de bienes vinculados con la innovación tecnológica, como la biotecnología y maquinaria agrícola”.

Asimismo, los representantes de las entidades trataron, además, temas inherentes al trabajo de organismos técnicos como el SENASA y el INTA, en lo que respecta a temas de cooperación, así como la relación de nuestro país con organismos internacionales de referencia para nuestras actividades como son la OMC, la FAO, la COP, la OIT y la OCDE, entre otros.

Destacaron que “la capacidad de motorización y reactivación económica del campo será vital para afrontar los desafíos de la economía y el comercio en el período post-pandemia, para lo cual se requerirá, profundizar la integración con los países del Cono Sur, adaptar las estructuras productivas a los nuevos requerimientos y protocolos de los mercados y consumidores, lo que implicará fortalecer, a su vez, los organismos técnicos de cooperación entre los países, y políticas de promoción del comercio, para potenciarlo”.

Sostuvieron también que “la demanda externa exige apuntar a la investigación y al desarrollo de mercados, a la trazabilidad e identificación, a la certificación, la fidelización de marcas, al posicionamiento de los productos, a la sensibilidad y amistad con el medio ambiente, donde los productores argentinos estamos a la vanguardia del desarrollo tecnológico, con sistemas productivos sustentables basados en las Buenas Prácticas Agropecuarias, tanto agrícolas como ganaderas”.

Al respecto, Solá subrayó que “ganar mercados es algo que se consigue producto por producto y país por país”, y reivindicó “un Mercosur fuerte porque “en un mundo cada vez más regionalizado o somos parte de una región o no somos”.

Finalmente, los dirigentes del campo se pusieron “a disposición del canciller para profundizar el diálogo público-privado, con el objetivo de establecer e impulsar una política de comercio exterior en beneficio de nuestro país”.

Clarín