Jueves, 14 Mayo 2020 02:27

Río Paraná: los pronósticos no son alentadores

Los análisis y pronósticos del INA indican que el principal río navegable que limita nuestra provincia hacia el oeste podría descender hasta 10 centímetros más de la medida en la que se encuentra actualmente en el Puerto de Paraná. Estos niveles que se vienen registrando hace algunos días atrás dan cuenta de una marca histórica estando por debajo de las medidas que se habían registrado en el año 1971. Ayer, el río en Paraná marcó 45 centímetros, en descenso, es decir un centímetro menos de la medida que se había registrado el pasado 24 de abril cuando el río llegó a la histórica marca de 0,46 metros.

TENDENCIA DESFAVORABLE. El río Paraná sigue bajando y la tendencia es desfavorable, porque –según el INA– las condiciones que determinan la bajante histórica persistirán por algunos días más. Consultados por EL DIARIO, especialistas del INA resaltaron que se pronostican condiciones de marcada escasez y aguas bajas.

Las condiciones que determinan la bajante en curso persisten en las cuencas que aportan al caudal en el río Paraná en el territorio argentino. La futura evolución de los niveles en este tramo del río dependerá fuertemente de las lluvias que se pueden llegar a producir aunque no hay pronósticos de precipitaciones en el norte de nuestro país. Según el INA, la falta de lluvias y las condiciones climáticas de los últimos meses en las cuencas que aportan al caudal del río Paraná son las principales causas de la bajante.

Esta bajante extraordinaria, una de las más bajas de las que se tiene registro, hizo que salieran a la luz numerosos bancos de arena, embarcaciones hundidas, entre otras apariciones. También se mantiene sobre la superficie del río a la vista la manta protectora del Túnel Subfluvial.

Desde el INA señalaron que “durante la última semana se registraron eventos (lluvias) del orden de los 25 milímetros y no se esperan lluvias significativas sobre la cuenca de aporte al tramo, por el ingreso de un sistema de altas presiones.

RÍO URUGUAY. La semana pasada comenzó a desarrollarse un evento de precipitación que afecta sobre todo la cuenca alta, con acumulados leves o moderados sobre las distintas áreas de aporte al tramo superior, debido al tránsito de un frente frío. Asimismo, este fenómeno también produjo la acumulación de montos leves a moderados sobre las áreas de aporte al tramo medio superior. El déficit de precipitaciones en la cuenca alta, durante la semana pasada, dio lugar al predominio de una acotada tendencia al descenso en el ingreso en San Javier, la cual además se manifestó en todo el tramo San Javier – Monte Caseros, debido a un aporte en ruta muy escaso.

Por otro lado, el valor medio del nivel hidrométrico sobre el tramo inferior permaneció sin variaciones significativas sin indicios de eventos de precipitación de importancia sobre las áreas de aporte a los distintos tramos del “Río de los pájaros”.

Complicaciones

Durante la semana, un relevamiento realizado por la Bolsa de Comercio de Rosario da cuenta de que la bajante del río Paraná complica a las exportaciones agroindustriales. Los especialistas comentaron que la bajante del Paraná provoca complicaciones en la logística de exportación, industrialización, operatividad y a los costos asociados que reportan las mismas empresas del sector, surgen los costos relacionados a la necesidad de ajustar el volumen de carga en el Gran Rosario y completar la carga en otros puertos de la zona y costos de buques de menor porte que incurren en un falso flete al no poder completar su capacidad máxima de carga.

En ese sentido en varios puertos de nuestro país se comenzó a trabajar con dragas para evitar que los grandes buques queden varados al momento de ingresar a las costas, teniendo en cuenta que por la propia naturaleza hay muchos bancos de arena que comienzan a estar cada vez más descubiertos dejando canales de circulación más pequeños.

El Diario (Entre Ríos)