Miércoles, 06 Mayo 2020 02:26

Entre Ríos: "Disuelvan Vialidad Provincial"

“Hay que tomar el toro por las astas. No hay arraigo rural sin caminos”, comienza el comunicado publicado por la Filial Crespo de la FAA: Y agrega que Vialidad Provincial directamente no tiene capacidad operativa para el mantenimiento de los caminos rurales en la provincia. “Los ciudadanos tenemos la necesidad imperiosa de contar con dirigentes y gobernantes que estén preparados y comprometidos con la sociedad, terminó el tiempo de medir fuerzas o actuar con el humor social. Las versiones sobre nombramientos, designaciones y aumentos de sueldos en la DPV, conocidas en las últimas semanas, fue la gota que rebalsó el vaso”.

Según los federados entrerrianos Vialidad Provincial no está cumpliendo hace ya muchos años, sin embargo, significa una carga “importante” para el presupuesto del gasto público de la provincia. Mientras tanto el sector rural en su conjunto “no recibe el servicio que debería brindar este organismo, situación que se verifica y mantiene desde varias décadas atrás en toda la provincia”.

En la gacetilla manifiestan que “no solo genera un gasto al Estado, sino que además genera mayores costos al sector de la producción agropecuaria y limita su crecimiento, ya que no contar con la infraestructura básica de caminos transitables, inhibe la inversión productiva para generar valor agregado en toda la provincia y para todas las producciones”.

Costo beneficio

Los productores expresaron que están trabajando y aportando grande sumas de dinero, sin recibir nada a cambio. “Somos pagadores de impuestos y necesitamos que esos aportes se administren de manera correcta, montos que teóricamente se destinan a obras y mantenimientos de caminos que vialidad provincial debe llevar adelante”.

En cuanto al nivel de deterioro de los puentes y las alcantarillas “es también motivo de pegar el grito al cielo. El gobernador podría tomar la decisión histórica de cambiar esta situación, eliminando este organismo y transfiriendo su capital de equipos y vehículos a consorcios camineros, a constituir, los cuales se harían cargo del mantenimiento de la transitabilidad de los caminos rurales, contando con esos equipos y con el presupuesto de funcionamiento”, expresaron.

La sugerencia de los federados es que los empleados de planta “podrían continuar cobrando un salario básico hasta su jubilación, a modo de indemnización y quedar liberados para desarrollar emprendimientos productivos privados. El grupo de técnicos viales de vialidad sería necesario conservarlo, como una dependencia técnica, que pueda brindar asesoramiento a los consorcios para el tratamiento de los caminos y la construcción de las obras de arte, entre otros aspectos técnicos”.

“Disuelvan Vialidad”

Por su parte, la Sociedad Rural de Nogoyá, a través de una carta pública fue un poco más allá, y le pidió al gobernador Bordet que tenga “el coraje de usar las facultades que su investidura le otorgan” y “disuelva completamente” la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), porque la repartición, argumenta la entidad, “no hace su trabajo” y “no sabemos a qué destina los recursos que dice invertir, porque en los caminos estamos seguros que no”.

En una nota publicada por el colega Danilo Lima de Dos Florines, se explica que la Rural presidida por Raúl Martínez, en la inédita solicitud, además, propuso a Bordet que una vez disuelta la DPV disponga la creación de “un organismo serio y responsable, formado por técnicos y profesionales capacitados y comprometidos con su trabajo, con directivos idóneos que justifiquen, con resultados, los sueldos que les pagamos”.

El malestar por el deplorable estado de los caminos entrerrianos –un problema crónico, que lleva muchísimo tiempo– es enorme entre los productores agropecuarios y, también, entre los ciudadanos que por distintas razones deben transitar por ellos. Pasan los años, pasan los gobiernos, y los caminos continúan deteriorándose sin que se adopten medidas que permitan revertir la situación. En este marco, los ruralistas nogoyaenses se hartaron y salieron a pedir, lisa y llanamente, la disolución del organismo.

Campolitoral – El Litoral (Santa Fe)