Martes, 05 Mayo 2020 02:26

Histórico: el comercio de vegetales entre Chile y Argentina ahora se hace con certificado digital

Con la emisión de los primeros certificados fitosanitarios de exportación de productos y subproductos de origen vegetal en forma electrónica (e-Phyto) desde la Argentina a Chile, ambos países marcan un hito a nivel internacional con el inicio de este sistema que prescinde del papel, a partir de un acuerdo entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) trasandino.

Este es el primer convenio de nivel internacional entre dos organizaciones nacionales de protección fitosanitaria (ONPF), en el marco de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF), para utilizar la herramienta e-Phyto en todas sus operaciones comerciales de exportación e importación de productos y subproductos de origen vegetal.

El desarrollo del “Sistema e-Phyto” es una iniciativa de la CIPF que alienta a las ONPF de los países contratantes su implementación, permitiendo mantener el comercio internacional de artículos reglamentados de manera fácil, transparente, seguro, digital y sin papel.

Con la implementación de esta herramienta, una ONPF exportadora puede transferir certificados e-Phyto mediante un sistema seguro al “Hub” (sistema central de intercambio de certificados) el cual transfiere ese certificado al “buzón” del país importador.

El Hub requiere que todos los países que participen en el intercambio de certificados electrónicos utilicen un envío estandarizado de mensajes para la transmisión y recuperación de los certificados e-Phyto. Esto elimina la necesidad de múltiples acuerdos bilaterales de acceso y permite participar a todos los países que lo deseen.

En este sentido, el Senasa y el SAG iniciaron un proyecto de cooperación bilateral a mediados del 2018, que involucró reuniones de trabajo en nuestro país, visitas a puestos de frontera y reuniones virtuales para implementar la certificación fitosanitaria electrónica en reemplazo del papel.

Esta cooperación permitió a las autoridades de ambos organismos acordar el inicio del uso del e-Phyto, que facilitará aún más el intercambio comercial en el actual contexto mundial de la pandemia covid-19, que restringió el transporte aéreo y los servicios de mensajería, principales medios utilizados para el envío de los certificados fitosanitarios en formato papel.

Clarín