Lunes, 04 Mayo 2020 02:26

Carne de calidad: a la conquista del mercado chino

Por Alejandro Salemme.

De toda crisis se generan oportunidades. Y esta situación de pandemia mundial por coronavirus que ha distorsionado los mercados externos para nuestras carnes ofrece una oportunidad para la ganadería argentina que no deberíamos desaprovechar.

Hasta antes de la pandemia, nuestro principal comprador y destino de nuestros novillos era la Comunidad Europea (CE). Un mercado exigente en cuanto a calidad que, gracias al gran trabajo de toda la cadena de carnes, desde los cabañeros mejorando la genética, criadores produciendo terneros eficientemente, invernadores engordándolos básicamente a pasto (cuota Hilton) y, más recientemente los feed lots (cuota 481), pasando por la industria exportadora que cumpliendo los mayores estándares de calidad supieron abrir y abastecerlo.

Con el inicio de la pandemia ese principal mercado para nuestras carnes de calidad prácticamente se cerró. Y no se sabe cuándo va a volver a funcionar con normalidad.

La aparición del mercado chino para nuestras carnes creció exponencialmente en los últimos años. Pero solo fue para los cortes de baja calidad y principalmente de vacas y no de novillos.

Varias son las causas de esto, desde que al principio solo se aceptaban cortes congelados (hoy pueden ir también enfriados) hasta por una cuestión de precios (el mercado europeo ofrecía mejores precios por cortes de calidad).

No había suficientes incentivos para que se genere un mercado chino para nuestros novillos. Además, había una cierta resistencia de parte de la industria de trabajar ese mercado para las carnes de calidad, ya que al tener su oferta cubierta por el mercado europeo no había interés en abrir un mercado de menores precios y que eventualmente signifique, además, no poder seguir abasteciendo con normalidad a sus clientes europeos que tan bien ganado tenían.

Con el mercado europeo casi cerrado se abre la gran oportunidad de trabajar el mercado chino para colocar carne de calidad, proveniente de nuestros novillos.

Un mercado que ha crecido exponencialmente en los últimos años. Un mercado que si se trabaja bien y se promociona y se hace conocer la calidad de nuestro producto podría alcanzar valores sorprendentes. Un mercado de calidad, que a diferencia de lo que se cree, compra cortes australianos no solo porque está más cerca que la Argentina, sino porque Australia ha hecho un trabajo de promoción desde hace mucho tiempo y nosotros recién estamos comenzando.

Exagerando, y para que se entienda, la demanda de carne por parte de China tiende a infinito. Podría abastecerse de Australia y de la Argentina juntos, y de varios proveedores más; no son mercados excluyentes.

Aprovechar esta gran oportunidad va a depender de todos los que actúan en la cadena de la carne. En los últimos años, el Ipcva ha realizado excelentes acciones de promoción en China, apoyando a la producción y a la industria. También la Asociación Argentina de Angus realizó en noviembre pasado un evento en Shanghái presentando la Carne Angus Certificada . Es el momento de capitalizar todos estos esfuerzos y conquistar el gran mercado chino para nuestras carnes de calidad.

El autor es productor agropecuario y coordinador de la Comisión de Carnes de la Asociación Argentina de Angus

La Nación