Martes, 28 Abril 2020 02:27

Mapa del delito rural: piden que se realicen las denuncias para poder perfeccionarlo

Mientras continúa esperando una reunión con las autoridades del Ministerio de Seguridad, que había sido pautada a comienzos de año y debió posponerse a raíz de la cuarentena, el ruralismo santafesino sigue demandando recursos para la Guardia Rural Los Pumas e insisten en la necesidad de que los productores denuncien cada ilícito del que sean víctimas para poder conformar el Mapa del Delito Rural.

La preocupación se reactivó tras el ataque a 6 silobolsas con 1.300 toneladas de maíz que sufrió ayer una empresa familiar de María Teresa, en el sur santafesino. “Es lamentable, porque acá en la zona hay muchísima gente que ensila el cereal”, dijo el presidente de Carsfe, Carlos Castagnani, oriundo de Venado Tuerto (45 kilómetros al norte).

El dirigente refirió que, a través del Ministro de la Producción Daniel Costamagna, habían solicitado una reunión con las nuevas autoridades del Ministerio de Seguridad para continuar con el trabajo iniciado con la gestión anterior para diseñar un “mapa del delito rural”. Pero la irrupción de la cuarentena impidió que se concrete.

“Se había organizado una reunión con los ministerios que forman parte de este convenio, que son Producción, Seguridad, Salud y Justicia; pero a raíz de esta pandemia se suspendió”, dijo Castagnani, quien rescató la respuesta que dieron las autoridades sobre el hecho de María Teresa. “Hay muy buen diálogo; si bien el convenio estuvo frenado ni bien asumieron las autoridades hasta que se explicó de qué se trataba, sin dudas que va a prosperar porque no hay por qué no seguirlo; tenemos esperanza de que continuará”.

El convenio “está en marcha”, indicó el ruralista, quien valoró el Mapa del Delito y llamó a sus pares a no dejar de formular las denuncias correspondientes en caso de un ilícito, ya que esa es la información necesaria, junto a la que surge de la Central de Información Criminal Operativa, simbólicamente denominada “OJO”, para tener ese monitoreo de los ataques al patrimonio de los productores.

“El Ojo nunca dejó de funcionar, lo que nos falta es sentarnos con las nuevas autoridades, sobre todo en Seguridad, para diagramar un trabajo en conjunto como veníamos haciendo con el gobierno anterior”, precisó Castagnani.

También afirmó que siguen faltando recursos para la Guardia Rural Los Pumas. Relató que hay muchas rurales que albergan un destacamento en sus instalaciones, por lo que conocen de primera mano esas carencias. “A veces no son faltantes de extraordinaria inversión”, dijo, sino de “caballos, motos” para acceder donde no se puede con camionetas, así como de personal. “Esa es una inquietud que venimos transmitiendo siempre; las nuevas autoridades lo saben”, afirmó, pero reconoció que parte de la fuerza está hoy destinada al control social por la cuarentena.

Campolitoral – El Litoral (Santa Fe) – Juan Manuel Fernández