Viernes, 24 Abril 2020 02:28

El productor entrerriano debe cosechar 2550 kilos por hectárea de trigo para cubrir los costos

Así lo señala la Bolsa de Cereales de Entre Ríos y el INTA EEA Paraná, en el nuevo reporte económico elaborado con información de la próxima campaña 2020/21 del cultivo de trigo. El reporte es a partir de datos de tecnología aplicada por productores, precios y comercialización aportada por la red de colaboradores.

A nivel provincial el productor necesita cosechar 2.550 kg/ha de trigo para hacer frente a los costos de arrendamiento, implantación y comercialización, mientras que en campo propio el rendimiento de indiferencia se ubica en 2.200 kg/ha. Se consideró que el arrendamiento al ser anual se reparte el pago del mismo con el soja de segunda en una proporción 60/40 donde la soja paga el 60% y el trigo el 40%. El valor de la soja para arrendamiento utilizado es de 229 U$S/t y el precio esperado a cosecha en dólares del trigo es de 169 U$S/t (diciembre/2020).

A su vez, los resultados se presentaron para las cuatro zonas en las que se encuentra dividida la provincia: Norte (departamentos de Villaguay, Federal, Feliciano y La Paz), Este (departamentos de Federación, Concordia, San Salvador y Colón), Oeste (departamentos de Paraná, Diamante, Victoria y Nogoyá) y Sur (departamentos de Tala, Uruguay, Gualeguay y Gualeguaychú).

En la zona Norte que representa aproximadamente el 17,5 % de la superficie provincial, el promedio de rendimiento obtenido en el último quinquenio es de 2.900 kg/ha, siendo el costo de implantación más comercialización de 2.200 kg/ha; aunque cuando se incluye el arrendamiento promedio en la zona el costo se eleva a 2.440 kg/ha.

La zona Este se presenta como la de menor participación en superficie, tan solo con el 4%, cuyo rendimiento promedio en el último quinquenio es de 2.600 kg/ha. Por lo que se necesitan prácticamente 2.440 kg/ha para cubrir todos los gastos incluyendo el arrendamiento; mientras que, sin arrendamiento, serían necesarios 2.200 kg/ha.

En la zona Oeste, con un rinde promedio en el último quinquenio de 3.000 kg/ha, se necesitan 2.540 kg/ha para cubrir el total de los gastos con el arrendamiento. En tanto, sin arrendamiento, el reporte arroja 2.170 kg/ha. Esta es la zona que más superficie de trigo se siembra en la provincia siendo del 44,5 %.

En la zona Sur se implanta aproximadamente el 34% del trigo provincial y los productores de esta zona necesitan unos 2.620 kg/ha para cubrir todos los gastos, incluyendo el arrendamiento. En tanto, sin arrendar se requieren 2.230 kg/ha. El rendimiento promedio de esta zona es de 3.200 kg/ha en los últimos cinco años.

Para descargar el informe completo y obtener una información más detallada por zonas, acceder aquí.

En Entre Ríos se proyecta una intención de siembra similar al ciclo anterior

A escasas semanas de dar inicio la siembra de trigo de la campaña 2020/21, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos realizó una consulta a la red de colaboradores para analizar las perspectivas para la implantación del cereal.

La primera estimación da como resultado una intención de siembra similar a la del ciclo 2019/20 que tuvo un área de 443.100 hectáreas (ha). Aunque el SIBER menciona que el agricultor está actualmente muy enfocado en la cosecha de soja, no obstante, los factores que impulsan a sostener o incrementar el área son:

- El margen bruto para el caso del trigo es positivo en campo propio y bajo arrendamiento es nulo pero permite amortiguar el costo del mismo con dos cultivos

- Atractivo precio en el mercado a futuro

- Mejor margen bruto para la rotación trigo/soja versus otros cultivos de mayor inversión

- Necesidad de rotación de lotes

- Los bajos rendimientos obtenidos en la cosecha de soja obliga a algunos productores a producir trigo para contar con efectivo para encarar la próxima siembra de granos gruesos

Los principales inconvenientes que surgen son:

- Necesidad de recarga del perfil hídrico del suelo, fundamentalmente hacia el centro – sur de la provincia, debido a las muy escasas precipitaciones acaecidas en el trimestre febrero – marzo – abril

- Preocupación de que se genere una suba en las retenciones del cereal

- Definición de los contratos de arrendamientos

- Es probable que como resultado de los muy ajustados números en la producción de trigo en camp arrendado, el agricultor opte por reducir el paquete tecnológico

- Muy escasas fuentes de financiación en pesos a tasas viables.

Campo en Acción (Entre Ríos)