Jueves, 16 Abril 2020 02:26

Coronavirus. Fijaron pautas para actuar ante casos positivos en la producción de alimentos

La Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la Coordinadora de Productos Alimenticios (Copal) y el Ministerio de Agricultura de la Nación establecieron en un documento qué hacer, entre otros puntos, si se detectan casos positivos de coronavirus en las líneas de producción de alimentos y bebidas. Se apunta a atender la situación de salud sin paralizar la actividad.

Las actividades agropecuarias y la industria de transformación de alimentos quedaron exceptuadas del cumplimiento de la cuarentena obligatoria. Muchas industrias elaboraron protocolos propios.

Según lo fijado, si hay un caso positivo hay que "aislar inmediatamente a los trabajadores y trabajadoras que formaron parte del grupo de trabajo en el mismo espacio, y que tuvieron contacto estrecho con el trabajador o trabajadora positivo durante el período de tiempo que la autoridad jurisdiccional determine, de acuerdo con las recomendaciones e instrucciones que imparta la autoridad sanitaria competente dependiente del Ministerio de Salud de la Nación para ese grupo y colaborar con dichas autoridades para el monitoreo adecuado".

Después, se deberá "ejecutar inmediatamente un procedimiento especial e integral de limpieza y desinfección total de la línea y de las áreas que correspondan en atención a las actividades funcionales que desempeña, que permita reiniciar la producción en el menor plazo posible. A tal fin, se determinará una guía de referencia para garantizar que el procedimiento de limpieza y desinfección sea efectivo".

Según las pautas determinadas, las empresas tendrán que "comunicar a los restantes trabajadores, que deberán presentarse a trabajar en los horarios ya acordados".

También deberán "informar a los trabajadores las acciones realizadas para transmitir tranquilidad y serenidad" y "disponer de un equipo de contingencia adecuado para dar continuidad a las tareas correspondientes al grupo de trabajadores aislados hasta que hayan cumplimentado debidamente las recomendaciones de la autoridad sanitaria correspondiente para su posterior reincorporación".

Entre otros puntos también se hace referencia a cómo actuar ante casos con síntomas o sospechosos de la enfermedad. Al respecto, se menciona:

  • Aislar a la persona en una habitación privada con ventilación adecuada y con la puerta cerrada, idealmente destinada para estos casos, de acuerdo con las recomendaciones e instrucciones que imparta la autoridad sanitaria competente dependiente del Ministerio de Salud de la Nación y colaborar con dichas autoridades para el seguimiento del caso.
  • Proveer al trabajador de un barbijo quirúrgico tan pronto como se identifique como sospechoso, explicándole su correcto uso.
  • Todo el personal que lo asista debe usar barbijo, guantes y protección en los ojos.
  • Evitar contactos personales con otros trabajadores.
  • Informar a su responsable directo y/o al sector responsable (RR.HH, Seguridad e Higiene) de la empresa si correspondiera.
  • Deberá identificar a las personas del grupo de trabajo con las que tuvo contacto estrecho, quienes deberán realizar el aislamiento obligatorio hasta tanto se obtengan los resultados del caso sospechoso.
  • Ejecutar inmediatamente un procedimiento especial e integral de limpieza y desinfección total de la línea que permita reiniciar la producción en el menor plazo posible.
  • Avisar de inmediato y de manera formal utilizando los canales establecidos para estos casos, dados a conocer por las autoridades de cada jurisdicción.

En el documento de Ciara-CEC, Copal, Came y el Ministerio de Agricultura también se definieron, entre otras, medidas de control y de organización para evitar contagios.

La Nación