Jueves, 09 Abril 2020 11:00

El campo en tiempos de pandemia: La siembra de cultivos de cobertura también es una actividad esencial

“Hemos reprogramado todo el trabajo que veníamos haciendo, uno tiene que seguir viniendo al campo para ver cómo progresan los cultivos, cómo va la cosecha, programar próximas tareas” explica Lucas Andreoni, asesor agrícola en varias localidades del sur de Córdoba, quien forma parte de un equipo de cuatro profesionales que por estos días tuvieron que ajustar todos sus mecanismos de trabajo para cumplir lo máximo posible con la cuarentena y reducir los riesgos. Por ejemplo, decidieron que a cada campo -en total asesoran a unas 40.000 hectáreas- va a ir sólo un asesor, con las tareas bien concretas definidas el día anterior.

“Una vez allí no tenemos contacto con la gente del campo ni con contratistas, nos manejamos por vía virtual. En el caso de los contratistas se trata de exigir que estén con la casilla en el campo y que no vayan al pueblo más que para comprar la comida de todo el equipo”.

Andreoni comenta que en su zona la cosecha viene avanzando de a poco y que los rindes este año son bastante desparejos porque las lluvias no fueron iguales para todos. “En la zona de General Levalle, en campos que están muy estabilizados con buenas rotaciones, los rindes de maíz rondan los 9.700 kilos, mientras que en otros lotes sin un manejo tan bueno el rinde promedio puede ser de alrededor de 7.000 -detalla-. En Villa Rossi, por su parte, donde hubo buenas lluvias, los rines están entre 10.000 y 11.500 kilos”.

Pero no todo es cosecha por estos días, hay otras tareas impostergables de cara al futuro, como la siembra de verdeos o cultivos de cobertura. En lotes que estaban ocupados por girasol, por ejemplo, Andreoni ya tiene sembrados cultivos de cobertura multiespecie, que son mezclas de vicia, centeno, colza y trigo sarraceno. También están sembrando trébol encarnado y lupino como cultivos de servicio.

Clarín