Miércoles, 11 Marzo 2020 02:28

Retenciones: las cadenas agroindustriales piden “agrandar la torta, no achicarla”

Los presidentes de la Asociación de la Cadena de la Soja (Acsoja), la Asociación Maíz y Sorgo Argentino (Maizar), la Asociación Argentina de Trigo (Argentrigo) y la Asociación Argentina de Girasol (Asagir), compartieron una conferencia de prensa en el marco de Expoagro, en el que expusieron los principales puntos que deben trabajarse para potenciar el desarrollo agroindustrial.

Como una de las principales conclusiones, los dirigentes del sector señalaron que aumentar las retenciones lo que produce es “achicar la torta” de ingresos, cuando lo ideal para lograr un crecimiento que saque a la economía de la crisis es una torta “más grande” y repartida también con el sector privado.

Juan Martín Salas, titular de Asagir, ejemplificó que la baja de retenciones para el girasol que dispuso el Gobierno “es un incentivo a la producción”, y lo señaló como una contraparte de “todo incremento de derechos de exportación que hace más chica la torta”.

En la misma sintonía, Luis Zubizarreta (Acsoja) expresó: “Nuestro mensaje es de diálogo, pero de un diálogo que busca una salida hacia adelante, de cambiar lo que venimos haciendo hace 20 años. Hay que trabajar todos juntos para salir de esta emergencia, pero se sale aumentando la torta, para tener más recursos”.

Divisas

Alberto Morelli, presidente de Maizar, completó: “El diálogo público-privado es fundamental y de la mano del sector agroalimentario argentino es que vienen los dólares”.

En este sentido, Morelli planteó su preocupación por el panorama macroeconómico y por la falta de lluvias que está complicando el cierre de una campaña de maíz que pintaba para ser la segunda mejor de la historia.

“Nos preocupa que afecte la disposición de capital de los productores y eso impacte en la adopción de tecnología”, enfatizó.

Por su parte, el líder de Argentrigo, Miguel Cané, expuso el caso de este cereal como ejemplo de las bondades que trae disminuir los derechos de exportación.

“Todos perdemos cuando el productor no invierte. Sin retenciones ni registros de operaciones de exportación, la siembra creció 50 por ciento, la producción subió 65 por ciento, las exportaciones aumentaron 50 por ciento y la tecnología aplicada se duplicó. Así, el Estado terminó recaudando 20 por ciento más que cuando había retenciones”, expresó Cané.

Por eso, propuso un trabajo conjunto con el Estado para “eliminarlas en el menor tiempo posible”.

Por otro lado, reclamó por una “la muy postergada Ley de Semillas” y solicitó “reflotar una propuesta de Ley de Fertilizantes”.

La Voz del Interior – Favio Ré