Sábado, 07 Marzo 2020 03:00

Vicentín: el juzgado de Reconquista abrió el concurso de acreedores

Un juzgado civil de la localidad de Reconquista declaró la apertura formal del concurso preventivo de Vicentín y fijó el 9 de junio como fecha tope para la verificación de créditos, informaron ayer fuentes judiciales. La deuda contraída por la agroexportadora con entidades bancarias nacionales e internacionales y con proveedores asciende a unos 1.350 millones de dólares.

Según trascendió, el Banco Nación es el principal acreedor de la empresa con 18 mil millones de pesos, seguido por el Provincia de Buenos Aires (Bapro) con 1.600 millones, y el Bice con 5 millones. Pero también tienen importantes acreencias bancos y entidades financieras internacionales como International Finance Corporation de Holanda y el Ing Bank NV Tokyo Branch, además de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y Commodities SA, el acopio del grupo corredor Grassi.

El juez de la ciudad de Reconquista Fabián Lorenzini hizo lugar al pedido que había formulado la compañía el mes pasado. El concurso fue tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia Distrito Nº 4 en lo Civil y Comercial, Segunda Nominación de Reconquista.

En el fallo emitido ayer se detalló la lista de acreedores: 1.895 por compra de granos, 586 por bienes y servicios, 37 pro servicios financieros, 19 por deudas fiscales y aduaneras. En la nómina hay 98 accionistas y tres sociedades vinculadas. En total, existen 2.638 legajos por una suma de casi 100 mil millones de pesos.

A partir de la verificación de créditos establecida por el juez civil y comercial número de 2 de Reconquista se conocerá el monto real de la deuda de la empresa.

El juez fijó el 11 de marzo como fecha de audiencia de sorteo de la Sindicatura y el 9 de junio como límite para la verificación de créditos. Además, ordenó la inhibición general de bienes de la agroexportadora, como lo establece la ley de quiebras y concursos.

La firma, que integra el ranking de las 10 agroexportadoras más importantes del país, entró en cesación de pagos el 5 de diciembre cuando no pudo hacer frente a sus obligaciones por una "situación de estrés financiero", según lo comunicado por la compañía.

El concurso fue solicitado por la propia compañía el 11 de febrero, luego de intentar sin suerte realizar acuerdos extrajudiciales con sus proveedores. Al momento de solicitar el concurso de acreedores, Vicentín aseguró que "se propone continuar trabajando con sus proveedores y productores granarios sobre la base de las condiciones ya planteadas, como así también seguirá manteniendo las conversaciones avanzadas con el Banco de la Nación Argentina y demás instituciones oficiales y con el resto de las instituciones financieras, todo ello con el objeto de llegar a un acuerdo general apoyado en un plan de negocios sustentable sobre esas bases y en el marco de este nuevo contexto".

La empresa argumentó que la situación financiera que atraviesa es consecuencia de la volatilidad de los mercados internacionales, el endeudamiento comercial, las condiciones climáticas adversas, la importación de materias primas de Brasil y Estados Unidos y "el abandono por parte del gobierno nacional en 2018 de las políticas arancelarias que promovían la mayor rentabilidad del sector".

El director del Banco Nación, Claudio Lozano, presentó el martes pasado un informe sobre la actual situación de la firma, en el marco de un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe.

En su relato de casi tres horas, Lozano describió el entramado societario de Vicentin, sus ganancias fabulosas y cómo el Banco Nación le otorgó el conocido crédito por 18.000 millones de pesos (300 millones de dólares), violando su propias normas y mintiéndole al Banco Central.

Lozano impulsó una investigación interna de la actuación del Banco Nación en el otorgamiento de créditos a la firma santafesina durante la gestión de Javier González Fraga.

La Capital (Rosario)