Miércoles, 04 Marzo 2020 02:26

Biocombustibles: provincias del norte buscan extender el régimen de promoción

Los ministros de Producción de las provincias del norte del país se reunirán este miércoles en Tucumán para darle forma a una estrategia política de solución de la crisis de los biocombustibles, con el tratamiento de un proyecto de ley para extender el régimen de promoción y aumentar el corte en los combustibles líquidos (naftas y gasoil) que se producen en las refinerías de petróleo. 

Como contó El Cronista, el objetivo último es que se eleve el corte obligatorio de biodiesel y bioetanol.  Según contaron fuentes privadas del sector al tanto de las negociaciones, las provincias definirán la táctica legislativa con la que buscarán presionar al presidente, Alberto Fernández, de otorgarle prioridad a un sector de la producción nacional que está en franca caída. 

Los gobernadores buscan que en un marzo cargado de actividad en el Congreso, la crisis de los fabricantes de biodiesel y bioetanol se cuele en el temario.

Incluso, no se descarta que condicionen el apoyo a otras iniciativas a cambio del tratamiento de esta ley. 

El proyecto implica declarar de "interés público nacional" la producción de biocombustibles, promover inversiones y empleo, agregar valor en origen a las materias primas (soja, maíz y caña de azúcar) y sustituir la importación de combustibles y obtener saldos exportables. 

Pero el nudo estará en alargar el régimen actual, que nació en 2006 y vence en 2021, por otros 15 años (hasta 2036), la creación de un segmento de mercado con precio regulado y otro segmento de mercado libre para la oferta y demanda, beneficios fiscales para inversiones en la transformación de las estaciones de servicio y la suba progresiva del corte hasta el 15% en biodiesel (hoy la obligación es del 10%) y al 27,5% en bioetanol al 31 de diciembre de 2027 (primero 15% desde el 12% vigente y luego al 18% en 18 meses desde la sanción). 

Fuentes oficiales comentaron el martes que el Gabinete económico está analizando minuciosamente el aporte de los biocombustibles al entramado productivo de la Argentina y que le dedican un valor especial, ya que durante el gobierno de Cristina Fernández "se le dio mucho impulso a la actividad". 

Además, la contribución a la mitigación del cambio climático colocará al sector en la agenda de desarrollo del mediano plazo. 

Sin embargo, las buenas intenciones hoy no se plasman en nada concreto. Los precios mínimos del biodiesel y el bioetanol se mantienen congelados desde diciembre y los privados aseguran que deben recibir por lo menos un 10% de aumento para mantener en pie las fábricas (hoy con una capacidad ociosa cercana al 50%). Todo esto en medio de un congelamiento general de los combustibles.

"Si bien en un contexto de crisis es difícil dar una resolución pronta, es intención del Gobierno fortalecer o impulsar la actividad", avisaron en las cercanías de Casa Rosada.

El Cronista - Santiago Spaltro