Martes, 03 Marzo 2020 03:00

Sin quebrar la calma, el maíz disponible fue lo más buscado en el mercado local

La actividad volvió a ser reducida ayer en el mercado local, como consecuencia de la incertidumbre sobre las eventuales modificaciones en los derechos de exportación y por el persistente cierre del registro de declaraciones juradas de ventas al exterior (DJVE) para los principales granos y sus subproductos.

Con ese estado de situación, el maíz fue el producto que concentró la mayor actividad en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), donde la oferta abierta de la exportación fue de US$130 por tonelada con entrega inmediata, sin cambios respecto del viernes. “Según los volúmenes comprometidos, algunos exportadores convalidaron hasta US$132”, contó una fuente del sector comercial, que estimó entre 15.000 y 18.000 toneladas el volumen comercializado. Estas compras corresponden a operaciones que ya están asentadas en el registro de DJVE. “Es parte de la mercadería que les falta para completar embarques”, aseguró el operador.

En los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las propuestas por el maíz disponible se mantuvieron en 150 dólares por tonelada.

Acerca del maíz de la nueva cosecha, las ofertas por grano con descarga durante abril se mantuvieron en 130 y en 145 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Bahía Blanca, respectivamente. En el Matba Rofex las posiciones abril y julio del cereal perdieron US$0,80 y 0,50, mientras que sus ajustes resultaron de 136,70 y de 130 dólares.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 8050 y 9200 pesos por tonelada de maíz, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

Respecto de la soja, la propuesta abierta de las fábricas por el grano con entrega inmediata sobre el Gran Rosario creció ayer de 215 a 220 dólares por tonelada, con algunas pocas operaciones hechas en torno de los US$225 con descarga hasta el 15 del actual. El volumen negociado fue muy bajo, dado que buena parte de la oferta está firme en no vender abajo de los US$230.

En cuando a la soja de la nueva cosecha, tras la oferta nominal del viernes, de 205 dólares por tonelada para las entregas en mayo, ayer las propuestas oscilaron de 210 a 217 dólares, pero sin operaciones.

Los contratos mayo y julio de la soja en el Matba Rofex sumaron US$2 y cerraron con ajustes de 220,50 y de 225,50 dólares.

Por trigo disponible no hubo ofertas abiertas en la BCR, mientras que en Bahía Blanca y en Necochea las ofertas se mantuvieron en 195 y en 190 dólares por tonelada.

En el Matba Rofex, la posición marzo del trigo bajó US$0,30 y cerró con un valor de US$201,10 por tonelada, mientras que el contrato julio se mantuvo estable, en US$204,50.

La BCBA indicó que los molinos pagaron entre 12.000 y 15.550 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

Repunte externo

Tras caer durante la semana pasada poco más del 3% y de tocar el nivel más bajo en tres meses, los precios del maíz cerraron ayer con mejoras del 2,2% en la Bolsa de Chicago, donde los fondos de inversión concretaron compras de oportunidad a la espera de las varias veces promocionadas compras chinas y frente a pronósticos que auguran un inicio de temporada de siembras –el cereal se implanta desde mediados de abril– con tiempo excesivamente húmedo en Estados Unidos.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron alzas de US$3,25 y de 2,86 sobre las posiciones marzo y mayo del maíz, cuyos ajustes resultaron de 147,53 y de 147,83 dólares.

Las mejoras también comprendieron a la soja. Los contratos marzo y mayo sumaron US$2,57 y 3,03, en tanto que sus ajustes fueron de 327,20 y de 331,06 dólares. Además de las compras de oportunidad de los fondos, la depreciación del dólar frente al euro y el cierre positivo de los principales indicadores bursátiles y del petróleo contribuyeron al cierre alcista de los granos.

La Nación – Dante Rofi