Viernes, 28 Febrero 2020 02:27

Maquinaria agrícola: Vassalli analiza fabricar nuevas cosechadoras axiales

Vassalli Fabril, la única empresa nacional de cosechadoras ubicada en la ciudad de Firmat en el sur de Santa Fe, vuelve al ruedo con la mira puesta en la fabricación en serie de una cosechadora con tecnología de punta. El modelo Vassalli V770, una moderna cosechadora axial categoría 7, que junto a la V760 ubica a Vassalli en el podio de la fabricación de este tipo de maquinaria agrícola.

La empresa, que se encuentra en pleno proceso de reestructuración, está en marcha y también avanza en la producción de repuestos para abastecer al mercado y optimizar la red de atención de sus clientes a lo largo de todo el país. Por eso ha diseñado una serie de packs de repuestos de mantenimiento y reparación con un 50% de descuento especialmente para Expoagro 2020.

El servicio al cliente se ha transformado en uno de los ejes fundamentales. Héctor Sendoya, director comercial de Vassalli expresó que la cercanía con los clientes fue un sello de la empresa a lo largo de más de 70 años de historia. “Por eso la fábrica en marcha significa no sólo ofrecer nuestras cosechadoras a nuevos clientes sino acompañar en todas sus necesidades a los miles de usuarios que nos han elegido a través de los años”, aseguró.

Con el trabajo ya regularizado, la empresa se ha propuesto retomar el camino de la innovación y desarrollo. Con esta meta, la firma también evalúa desarrollar un modelo totalmente axial de categoría 5 y poner en producción el modelo V870 de categoría 8 para de este modo completar la gama de cosechadoras axiales y en conjunto con las clásicas convencionales de la firma cubrir la gama de necesidades y requerimientos no sólo de los contratistas, sino también, de los pequeños, medianos y grandes productores.

“Sabemos que nuestro objetivo es exigente, pero también sabemos de la excelencia de Vassalli en su capacidad de innovación, desarrollo y producción, por eso estamos convencidos que este es sólo el comienzo”, concluyó Sendoya.

Clarín