Sábado, 22 Febrero 2020 03:00

En la semana, el precio de la soja retrocedió un 6,1 por ciento en Rosario

Las ofertas abiertas de las fábricas por la tonelada de soja con entrega inmediata cayeron ayer de 235 a 230 dólares por tonelada en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario. Así, el valor de la oleaginosa retrocedió un 6,1 por ciento durante la semana, respecto de los 245 dólares vigentes el viernes anterior.

Entre los fundamentos que desencadenaron la caída del precio se destacaron el inminente inicio de la cosecha argentina; la posibilidad que tienen los compradores de traer soja de Paraguay, donde ya se inició la recolección, y la debilidad de las cotizaciones externas, por la falta de compras chinas, particularmente en los Estados Unidos.

"Los compradores están intentando marcar el empalme entre las campañas y, de momento, el encuentro será hacia abajo", señaló una fuente del sector comercial, en referencia a los 223/225 dólares que se ofrecen por la mercadería de la nueva cosecha para las entregas en abril sobre el Gran Rosario.

Agregó que ayer por lotes grandes algunos compradores convalidaron los US$235 por tonelada vigentes el jueves, "pero esa fue una concesión sólo para quienes pudieron comprometer volumen. El mercado para las entregas en marzo también aflojó y de los US$240 que se pagaban para las descargas durante la primera quincena se pasó a 230 dólares".

En los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, donde hace semanas que no hay interesados por soja con entrega inmediata, las ofertas por el grano con descarga entre abril y mayo se mantuvieron entre 222 y 223 dólares por tonelada.

Las pizarras del Matba Rofex reflejaron pérdidas de US$1 y de 2,50 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 225 y de 224,50 dólares por tonelada. En el caso particular de la posición mayo, que es la más activa del mercado, la caída semanal fue del 1,97%, desde los 229 dólares vigentes el viernes anterior.

Tras otra jornada sin compras chinas, el valor de la soja estadounidense cayó ayer por segunda rueda consecutiva en la Bolsa de Chicago. Al cierre de los negocios las posiciones marzo y mayo resignaron US$0,82 y 0,73%, mientras que sus ajustes fueron de 327,21 y de 330,33 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estos contratos descendieron un 0,36 y un 0,47% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 328,40 y de 331,89 dólares.

Ayer, en su Foro Anual, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) proyectó en 114,17 millones de toneladas la cosecha estadounidense de soja 2020/2021 (se comienza a sembrar en la segunda quincena de mayo y se cosecha desde fines de septiembre), por debajo de los 115 millones previstos por el mercado, pero por encima de los 96,84 millones recolectados en el ciclo 2019/2020, que fue afectado por un tiempo excesivamente húmedo que restringió las siembras y que condicionó el desarrollo de las plantas.

Con la expectativa por las compras chinas tras la firma del acuerdo a mediados de enero, en su trabajo los técnicos del organismo proyectaron las exportaciones estadounidenses de soja en 55,79 millones de toneladas, por encima de los 49,67 millones del ciclo 2019/2020. Igualmente, ese volumen quedó por debajo de los 58,08 millones exportados por EE.UU. en la campaña 2017/2018, la anterior al inicio de la guerra comercial.

Y como último dato relevante sobre la soja, el USDA proyectó el stock final 2020/2021 en 8,71 millones de toneladas, el más bajo desde los 8,21 millones del ciclo 2016/2017.

Acerca del mercado de maíz, en el nivel local también comenzó a sentirse la influencia del inicio de la cosecha, sobre todo en la zona del Gran Rosario, hacia donde van los primeros lotes. Ayer los exportadores volvieron a proponer 140 dólares por tonelada, un valor que no implicó cambios respecto del jueves, pero que representó una caída del 6,66% frente a los 150 dólares vigentes el viernes anterior.

En Bahía Blanca, donde la cosecha llega más tarde, la demanda pagó US$155 por tonelada de maíz disponible, US$5 menos que anteayer y US$10 por debajo del valor vigente al cierre de la semana pasada.

Por maíz con entrega en marzo las ofertas se mantuvieron estables, en US$155 para Bahía Blanca y para Necochea, y a US$140 para Rosario.

Las pizarras de Chicago mostraron ayer quitas de US$0,59 y de 0,79 sobre los contratos marzo y mayo del maíz, cuyos ajustes fueron de 148,42 y de 149,89 dólares.

En el Foro Anual, el USDA sorprendió al proyectar la cosecha de maíz 2020/2021 estadounidense en un récord histórico de 392,70 millones de toneladas. En cuanto al stock final, lo calculó en 66,98 millones, muy por encima de los 48,07 millones previstos para el actual ciclo.

La Nación - Dante Rofi