Miércoles, 19 Febrero 2020 03:00

El precio del trigo aumentó un 4,4% en la Bolsa de Chicago

Los precios del trigo subieron un 4,4% ayer en el mercado estadounidense, como consecuencia de la confirmación de la mala cosecha de Australia, en el tercer ciclo agrícola afectado por la sequía, y de la crisis alimentaria que está acentuando en el denominado Cuerno de África una voraz plaga de langostas, que incrementaría la demanda de cereales.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago reflejaron subas de US$8,82 y de 8,63 sobre los contratos marzo y mayo del trigo, cuyos ajustes fueron de 208,25 y de 207,60 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, las mismas posiciones ganaron US$7,44 y 7,63 al terminar la jornada con valores de 178,48 y de 181,15 dólares.

Anteayer, mientras el mercado estadounidense estuvo cerrado por el Día del Presidente, el gobierno de Australia redujo de 15,85 a 15,17 millones de toneladas el cálculo de la cosecha de trigo y la ubicó en el nivel más bajo desde 2008.

Si bien esa noticia tuvo poco de novedosa, el hecho de que el nuevo ajuste lo hiciera la Oficina Australiana de Agricultura, Recursos Económicos y Ciencia a más de un mes del cierre de la recolección fue interpretado por el mercado como un indicio de recortes aún mayores a los previstos hasta el momento sobre el volumen de las exportaciones australianas del grano fino, que quedaría debajo de los 8 millones de toneladas.

En la campaña 2016/2017, la última con buen clima para los cultivos de Australia, la producción de trigo fue de 31,82 millones de toneladas y las exportaciones, de 22,64 millones, según las estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

Respecto de la crisis alimentaria en África, la FAO advirtió que como consecuencia del ataque de langostas que está arrasando cultivos en Sudán, Etiopía, Kenia, Somalia, Uganda, Eritrea y en Yibuti se agrava una situación que ya era alarmante para "trece millones de personas, que en la región padecen inseguridad alimentaria aguda". Desde el organismo aseguraron que la plaga podría multiplicarse por 500 a medida que avance el año, "con enjambres capaces de destruir a diario cultivos suficientes para alimentar a 2500 personas durante un año".

A los fines del mercado, que también ve en esta crisis humanitaria una oportunidad de negocios, la región podría incrementar su demanda de cereales (fundamentalmente de trigo y de maíz) para la alimentación humana y animal, dado que la voracidad de las langostas no discrimina entre cultivos de granos o de pasturas.

Esa eventual nueva demanda desde África oriental y la magra oferta exportable de Australia fueron, en buena medida, las noticias que ayer impulsaron a los fondos de inversión especuladores a comprar durante la rueda de Chicago unos 14.000 contratos de trigo -el volumen más grande en lo que va del año-, equivalente a 1,91 millones de toneladas.

Los fondos también fueron activos compradores de maíz, con 15.000 contratos, equivalentes a poco más de 1,90 millones de toneladas. Este movimiento de los grandes jugadores de Chicago hizo que las posiciones marzo y mayo del grano grueso sumaran US$2,07 y 2,16, al terminar la rueda con ajustes de 150,78 y de 152,55 dólares por tonelada.

Sin compras chinas, la soja en baja

Pese al impulso alcista de los cereales, el valor de la soja cerró ayer con saldo negativo en el mercado estadounidense. En efecto, las posiciones marzo y mayo perdieron US$0,55 y 0,37, mientras que sus ajustes resultaron de 327,85 y de 331,52 dólares por tonelada.

Los operadores esperaban retornar del feriado con noticias concretas de compras chinas, pero eso no ocurrió. Además, la disposición del gobierno de China, de otorgar exenciones arancelarias para importar productos estadounidenses, entre ellos soja y cortes bovinos y porcinos, no alcanzó para evitar la segunda rueda bajista consecutiva para la oleaginosa. Esos permisos podrán ser tramitados por los importadores desde el 2 del mes próximo.

Para los operadores más escépticos sobre el éxito del acuerdo firmado el 15 de enero entre Estados Unidos y China, esta medida dilata el cumplimiento efectivo del compromiso chino de invertir 36.500 millones de dólares en compras de productos agropecuarios estadounidenses durante el presente año.

Mientras tanto, en Brasil la cosecha de soja avanza, con un piso cada vez más firme en torno de los 125 millones de toneladas, y el valor de la moneda volvió a quebrar ayer la barrera de los 4,35 reales por dólar.

Mercado local

En la plaza disponible local, la demanda de soja volvió a ofrecer en forma abierta 245 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario. Sin embargo, los negocios se hicieron en 250 dólares, dada la urgencia de algunos compradores y la mayor oferta que apareció en el mercado en ese nivel. Según el monitor oficial Siogranos, durante la jornada se comercializaron unas 69.000 toneladas de soja, contra las poco más de 42.000 toneladas del lunes.

Por la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, las propuestas se mantuvieron sin cambios, entre 226 y 229 dólares por tonelada para el Gran Rosario y en 223 dólares para Bahía Blanca y para Necochea.

En el Matba Rofex las posiciones febrero y mayo de la soja sumaron US$0,50 y 0,20, mientras que sus ajustes fueron de 248,50 y de 228,50 dólares por tonelada.

Acerca del maíz, las ofertas abiertas de los exportadores se mantuvieron en 145 dólares por tonelada disponible para el Gran Rosario, pero crecieron de 160 a 165 dólares para Bahía Blanca.

El cereal de la nueva cosecha, para las entregas en marzo, se cotizó a US$140 por tonelada para el Gran Rosario, con una merma de US$5, y a US$155 para Bahía Blanca y para Necochea, sin cambios.

En el Matba Rofex el contrato marzo del maíz bajó US$0,50 y cerró con un ajuste de 145 dólares por tonelada, mientras que la posición abril sumó US$1 al terminar la jornada con un valor de 144,50 dólares.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 8570 y 9500 pesos por tonelada de maíz, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

Respecto del trigo, las pocas ofertas de los exportadores retrocedieron de 202 a 200 dólares por tonelada para Bahía Blanca, pero se mantuvieron en US$195 para el Gran Rosario y en US$190 para Necochea.

En el Matba Rofex las posiciones marzo y julio del grano fino sumaron US$1,30 y 0,90 al concluir la jornada con ajustes de 204 y de 208 dólares por tonelada.

Por último, la BCBA informó que los molinos pagaron ayer entre 12.000 y 13.350 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

La Nación - Dante Rofi