Sábado, 15 Febrero 2020 01:00

Con poco crédito, en Chicago la soja cerró la semana con saldo positivo

Luego de nueve ruedas levemente alcistas consecutivas, el precio de la soja se negoció en baja ayer en la Bolsa de Chicago, donde, sin embargo, la oleaginosa logró completar la segunda semana positiva seguida, al exhibir una mejora del 1,33 por ciento durante el segmento comercial.

Al momento de fijar los ajustes de la jornada, las pizarras reflejaron quitas de US$0,92 y de 1,01 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos precios resultaron de 328,40 y de 331,89 dólares por tonelada. En el balance semanal estas posiciones sumaron un 1,33 y un 0,92% frente a los 324,08 y a los 328,86 dólares vigentes el viernes anterior.

La expectativa por ver compras chinas de soja estadounidense alentó durante buena parte de la semana la tónica alcista de la soja. Ese movimiento positivo de las cotizaciones sumó el martes un fundamento más, cuando el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) redujo de 12,92 a 11,55 millones de toneladas su previsión sobre las existencias finales de la oleaginosa.

Sin embargo, más allá del voluntarismo de los operadores, que por momentos parecen subestimar el impacto financiero de la crisis sanitaria generada por el coronavirus como tiempo atrás subestimaron la posibilidad de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, el transcurrir de las ruedas sin noticias de los compradores chinos hizo que ayer buena parte de los fondos de inversión optara por retirar parte de las ganancias acumuladas en las nueve ruedas precedentes, en la previa del feriado estadounidense por el Día del Presidente, que se celebrará pasado mañana.

En rigor, el mercado esperaba que entre la firma de la "fase uno" del acuerdo, el 15 del mes pasado, y su entrada en vigor formal, hoy, hubiera "compras de buena voluntad" chinas que fortalecieran el compromiso asumido por el gobierno de China, de invertir en la compra de productos agropecuarios estadounidenses 36.500 millones de dólares durante el presente año.

Esas compras no solo no sucedieron, sino que la demanda china orientó su interés hacia la soja de Brasil, en pleno avance de la cosecha récord, y, en el caso del trigo, a la mercadería de Australia y de Francia.

La semana próxima, ya con el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China en vigencia, el mercado buscará dejar atrás el voluntarismo para sustentar sus movimientos en hechos concretos. Y, en ese sentido, es unánime la percepción de los operadores en cuanto a que las compras chinas de soja no deberían diferirse. Se buscará al menos una señal de que lo firmado se cumplirá. De lo contrario, los precios podrían reflejar el descontento.

Y si bien el real ayer le dio un respiro a la "competitividad" estadounidense, al apreciarse un 1,4% frente al dólar, la firmeza de la divisa de EE.UU. frente al euro -en la semana la moneda europea se devaluó un 1,09%- amenaza con encarecer las mercaderías estadounidenses y con sumar un nuevo factor de presión bajista.

En otro orden, frente al Foro Anual que el USDA realizará entre el 20 y el 21 del actual, los operadores prevén que los técnicos del organismo proyectarán en 34 millones de hectáreas la intención de siembra de soja 2020/2021 en los Estados Unidos, por encima de los 30,80 millones que se lograron implantar en la traumática campaña 2019/2020, signada por los excesos de humedad que restringieron las labores de campo.

En cuanto al maíz, los privados prevén que el USDA estime la intención de siembra en 38,04 millones de hectáreas, contra los 36,30 millones que se implantaron en el ciclo precedente, bajo las adversas condiciones climáticas.

Respecto de los precios del maíz, ayer las pizarras de Chicago mostraron quitas de US$0,69 y de 1,08 sobre los contratos marzo y mayo, cuyos ajustes fueron de 148,71 y de 150,39 dólares por tonelada. En el balance de la semana dichas posiciones resignaron un 1,50 y un 1,67% frente a los valores vigentes el viernes anterior, de 150,98 y de 152,95 dólares.

Para el trigo de Estados Unidos el cierre también fue negativo. En efecto, el contrato marzo en Chicago y en Kansas bajó US$0,55 y 0,19 al terminar la rueda con un ajuste de 199,43 y de 171,04 dólares. En el balance semanal esta posición retrocedió un 2,86 y un 1,48% frente al valor vigente el viernes anterior, de 205,31 y de 173,61 dólares, respectivamente.

Mercado local

Por tonelada de soja disponible las fábricas volvieron a ofrecer ayer US$245 para el Gran Rosario y US$240 por el grano con entrega durante la primera quincena de marzo. La soja con descarga entre abril y mayo osciló de 226 a 229 dólares.

En el Matba Rofex las posiciones febrero y mayo de la soja perdieron US$3 y 1, en tanto que sus ajustes fueron de 246 y de 229 dólares.

La exportación ofreció $9200 por tonelada de maíz con entrega hasta el 16 del actual sobre el Gran Rosario, un valor equivalente a US$150, contra los US$155 vigentes anteayer. Para Bahía Blanca la propuesta de la demanda se mantuvo en US$165.

El maíz con descarga en abril se cotizó a US$153 para Bahía Blanca y a US$140 para el Gran Rosario, con bajas de 2 y de 5 dólares. Para Necochea, en cambio, la oferta de la exportación se mantuvo en US$150. La posición abril en el Matba Rofex perdió US$0,20 y cerró en US$145.

Acerca del trigo, la exportación volvió a proponer US$200 para Bahía Blanca; US$195 para el Gran Rosario, y US$190 para Necochea, sin cambios. En el Matba Rofex las posiciones marzo y julio sumaron US$0,20 y 0,10, tras cerrar con ajustes de 202,50 y de 207,80 dólares.

En Brasil ya se cosechó el 27,4% del área apta

La firma brasileña Arc Mercosul informó ayer que la cosecha de soja 2019/2020 se aceleró durante la semana en Brasil, gracias al progreso registrado en el estado de Mato Grosso, el mayor productor de la oleaginosa.

"Tras un progreso semanal de 11,7 puntos, la recolección de soja avanzó sobre el 27,4% del área apta", dijo la consultora. Añadió que si bien la marca aún sigue detrás del 36,5% cosechado un año atrás, "por primera vez desde el inicio de las labores se ubica adelante del promedio histórico, que para esta semana es del 25,2 por ciento". Así como las labores se aceleraron en Mato Grosso, Arc Mercosul indicó que las lluvias limitaron el avance de la cosecha en Goiás, Minas Gerais y en Tocantins.

Durante la semana el mercado vio actualizadas las estimaciones sobre el volumen de la cosecha récord en Brasil, dado que el martes el USDA la elevó de 123 a 125 millones de toneladas y la Conab, de 122,23 a 123,25 millones. Además, anteayer la firma Agroconsult incrementó su proyección de 124,30 a 126,30 millones.

La Nación - Dante Rofi