Viernes, 14 Febrero 2020 02:27

La Mesa de Enlace demora la definición sobre un paro

El anuncio de una medida de fuerza del campo, en reclamo por la presión fiscal, y particularmente por las retenciones, parece una película de suspenso en la que nunca se llega al nudo del conflicto. Este miércoles, parecía que finalmente ese momento estaba cerca, con la definición de una de las entidades de la Mesa de Enlace a favor de un cese de comercialización de granos y carnes. Pero la tensión volvió a aflojar, y no hay certezas a corto plazo.

La declaración de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) fue la primera de ese tenor desde que asumió Alberto Fernández. Pero la reunión donde se iba a tratar el tema no se hizo y no tiene fecha prevista.

Este viernes se cumplen dos meses desde el sábado 14 de diciembre, cuando se publicó la “actualización” sobre derechos de exportación del gobierno que había asumido 4 días antes. Desde entonces hubo múltiples protestas en las rutas y asambleas, en distintas zonas del país, pero aunque la trama se tensó en distintas instancias, hasta ahora no se ha logrado el consenso para anunciar un paro de actividades.

Sucede que los dirigentes nacionales de las demás entidades no están convencidos de que sea el momento de cruzar lanzas y los amagues tienen más que ver con productores de base, quienes desde el interior del país expresan con más intransigencia el descontento. De hecho, el argumento que la comisión directiva de CRA votó por unanimidad se basó en recoger el ánimo de los ruralistas del interior que quieren endurecer la posición frente al Gobierno.

Pero otros actores del sector están convencidos de que por diversos motivos, no es momento para ello. Guste o no, la posición más estable ha sido la de Coninagro, que si bien manifestó el desacuerdo con las retenciones y expresó el malestar de sectores agroindustriales, destacan en especial a las economías regionales, desde el principio de este proceso vienen apostando al diálogo con el Gobierno para encontrar paliativos, en general con foco en financiamiento que alivie la ecuación económica financiera de sus representados.

En un sentido similar se posiciona Federación Agraria, que plantea la necesidad urgente de medidas y su conducción nacional considera que “es tiempo de respuestas” pero “no prioriza una medida de fuerza extrema”. En tanto, la Sociedad Rural, que en teoría es la menos cercana al actual Gobierno, en los últimos días no fijó posición sobre una eventual protesta.

Clarín – Mauricio Bártoli