Imprimir esta página
Miércoles, 05 Febrero 2020 03:00

Con subas muy leves se negoció la soja en la Bolsa de Chicago y en el mercado local

Los precios de la soja volvieron a tener ayer una leve mejora en la Bolsa de Chicago, en sintonía con el repunte que experimentaron los principales indicadores bursátiles globales tras la relativa tranquilidad que aportó a los mercados la acción del Banco Central de China, que nuevamente inyectó fondos para calmar la incertidumbre planteada por el brote de coronavirus sobre la economía china.

Al cierre de los negocios, las pizarras reflejaron subas de US$0,92 y de 0,83 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 323,26 y de 328,12 dólares por tonelada.

El repunte de las cotizaciones de la soja -muy parcial aún, tras caer poco más del 7,5% en las últimas tres semanas- también estuvo relacionado con la competitividad que el prolongado período bajista le aportó a la oleaginosa de los Estados Unidos. Los operadores esperan que esa competitividad "ganada" resulte suficiente para que los compradores chinos comiencen a cumplir con su parte del acuerdo firmado a mediados del mes pasado.

Saben, no obstante, que en Brasil la cosecha de soja continúa avanzando y que -más allá de cierto atraso respecto de 2019- para febrero los privados ya auguran exportaciones próximas a los 7 millones de toneladas.

Ayer, la consultora INTL FCStone elevó de 121,76 a 124 millones de toneladas su previsión sobre el volumen de soja que dejará la campaña 2019/2020, que será récord histórico al superar los 115,03 millones del ciclo 2018/2019 y los 119,28 millones -anterior mayor marca- de la temporada agrícola 2017/2018.

"La estimación de producción fue elevada en medio de una perspectiva muy positiva para los rendimientos en el comienzo de la cosecha", dijo a LA NACION, desde San Pablo, Ana Luiza Lodi, especialista en el mercado de soja de INTL FCStone.

Con las labores de recolección próximas al 10% del área apta, agregó que el ajuste alcista de la estimación de cosecha se sustentó sobre los Estados de Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Goiás y de Paraná. "Si esta tendencia de rendimientos positivos se mantiene en el transcurso de la recolección, aún habría espacio para mayores aumentos en las próximas revisiones sobre el volumen que aportará esta campaña", auguró Lodi.

Vale recordar que, en su informe de estimaciones agrícolas de enero, el USDA mantuvo en 123 millones de toneladas su previsión sobre la producción 2019/2020 de soja en Brasil, mientras que la Compañía Nacional de Abastecimiento, dependiente del Ministerio de Agricultura de Brasil, pronosticó 122,23 millones de toneladas. Ambos organismos revisarán sus proyecciones la semana próxima.

La jornada de negocios en Chicago también fue alcista para el maíz. Los contratos marzo y mayo del cereal subieron US$1,37 y 1,38, luego de terminar la rueda con ajustes de 150,48 y de 152,75 dólares por tonelada.

Más leves fueron las mejoras para el trigo. La posición marzo en Chicago y en Kansas sumó US$0,64 y 0,18, al finalizar la jornada con un ajuste de 204,75 y de 171,68 dólares por tonelada, respectivamente.

Mercado local

En el mercado local las fábricas ofrecieron 245 dólares por tonelada de soja para las entregas sobre el Gran Rosario, US$3 más que anteayer. Los pocos negocios concertados durante la jornada (no superaron las 20.000 toneladas) se hicieron entre 246 y 247 dólares por tonelada, mientras que buena parte de las órdenes de ventas se mantienen a distancia, en torno de los 255 y de los 260 dólares por tonelada.

Acerca de la soja de la próxima cosecha, para las entregas entre abril y mayo, los interesados propusieron 227 dólares por tonelada para el Gran Rosario y 220 dólares para Bahía Blanca y para Necochea, sin cambios.

En el Matba Rofex la posición febrero de la soja se mantuvo estable, con un ajuste de 245 dólares por tonelada, mientras que el contrato mayo sumó US$1 y terminó la jornada con un valor de 231 dólares.

Respecto del trigo, las ofertas de los exportadores se mantuvieron firmes, en 200 dólares por tonelada para Bahía Blanca; en 195 dólares para la zona del Gran Rosario, y en 190 dólares para Necochea.

Las pizarras del Matba Rofex reflejaron alzas de US$0,50 y de 1,20 sobre los contratos marzo y julio del trigo, cuyos ajustes fueron de 205,50 y de 209,70 dólares por tonelada.

Según el Ministerio de Agricultura de la Nación, también se mantuvo firme el valor FOB del trigo en los puertos argentinos, en 240 dólares por tonelada para los embarques en febrero y en 245 dólares para marzo.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los molinos pagaron entre 12.200 y 14.500 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En cuanto al maíz, las propuestas de los exportadores por el grano disponible retrocedieron de 155 a 150 dólares por tonelada para el Gran Rosario, pero subieron de 155 a 157 dólares para Bahía Blanca.

Por el cereal de la próxima cosecha, en las terminales del Gran Rosario la demanda volvió a pagar 145 dólares por las entregas en marzo y elevó de 140 a 141 dólares la propuesta por el grano para abril. En Bahía Blanca pasó de 155 a 157 dólares la oferta por el maíz para el mes que viene y se mantuvo en 150 dólares el interés para abril, en tanto que en Necochea no hubo variantes: 155 dólares por el grano para febrero y 150 dólares para abril.

En el Matba Rofex las posiciones marzo y abril del maíz terminaron la rueda sin variantes, con ajustes de 148 y de 147,50 dólares por tonelada.

Por último, en su reporte diario, la BCBA indicó que los consumos pagaron entre 9400 y 10.500 pesos por tonelada de maíz, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

La Nación - Dante Rofi