Miércoles, 22 Enero 2020 02:28

Vicentin se reunió con acreedores y adelantó en qué va a consistir su plan

Transcurridos más de 40 días del anuncio de su default, la agroexportadora Vicentin dio las primeras señales al mercado hoy al mediodía, en el primer encuentro que se llevó a cabo en Santa Fe entre la cúpula de la empresa junto con productores, acopiadores y otros proveedores a los que les adeuda pagos. 

En la reunión, que estaba prevista para ayer pero se reprogramó para hoy, los representantes del holding santafesino informaron que avanzan en la elaboración de un plan de acción para presentar una propuesta a los acreedores en el corto plazo. 

Aunque no especificaron la letra chica de la oferta, adelantaron algunas de sus premisas: la aceitera evitará una posible apertura del concurso preventivo, se pondrán en funcionamiento las plantas rápidamente, considerará a todos los proveedores por igual y presentará en breve una propuesta formal.

En este sentido, en diálogo con El Cronista, fuentes allegadas a la firma afirmaron que "el objetivo es presentar en los próximos días una definición al respecto, que seguramente incluirá el pago inicial de un porcentaje de la deuda". Asimismo, aclararon que no se aplicará una quita en la deuda de los acreedores.  

"Este es un primer paso de cara a las negociaciones que la compañía tendrá con los bancos acreedores y significa un antecedente importante", destacaron. 

De las entidades bancarias locales, el Banco Nación es el mayor acreedor de la agroexportadora: Vicentin tiene una deuda de $ 18.372 millones, que representa el 78% de la deuda financiera total de la compañía. 

Por su parte, las entidades presentes insistieron en la necesidad de encontrar una salida inmediata a la situación, que contemple a la totalidad de los actores de la cadena involucrados. Participaron del encuentro el Centro de Corredores de Cereales de Rosario, el Centro de Corredores de Cereales de Santa Fe y la Sociedad Gremial de Acopiadores de Rosario.  

En las últimas horas, Vicentin realizó un acuerdo de fasón con cuatro gigantes del sector (AGD, Molinos, Bunge y Dreyfus) para moler girasol por un mes. La medida busca darle oxígeno financiero a la compañía, mientras planea una salida de su crisis.

El Cronista – Agustina Devincenzi