Viernes, 17 Enero 2020 02:27

Las plantas de Vicentín seguirán paradas hasta el 3 de febrero

Las plantas de producción de Vicentín seguirán paradas hasta el 3 de febrero próximo y los más de mil obreros que trabajan allí seguirán en estado de "guardia pasiva", que significa que cobran sus salarios pero no ingresan al establecimiento. Así lo anunció ayer el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo (Soea), Pablo Reguera, luego de una reunión que mantuvo con los directivos de la compañía.

Luego de que la agroexportadora defaulteara su deuda comercial y financiera, el futuro de los trabajadores entró en un cono de sombra. Sin posibilidad de moler granos, los trabajadores entraron en una suerte de licencia obligatoria que vencía el lunes próximo.

Ahora se decidió extender el estado de situación hasta principios de febrero, mientras la empresa explora alternativas para pagar sus deudas, vender activos, reestructurar o, eventualmente, entrar en convocatoria de acreedores.

Tras la reunión realizada en las instalaciones de Vicentín, se realizó una asamblea en las puertas del establecimiento con dos centenares de trabajadores. Allí Reguera explicó que se extendió la guardia pasiva hasta principios de febrero y que los trabajadores cobrarán su salario en tiempo y forma. El 30 de enero habrá una nueva reunión con representantes de la empresa para interiorizarse de las novedades. Según trascendió, la cúpula del gremio y autoridades municipales se reunirán la semana próxima.

Mientras tanto, los acreedores comerciales de la firma que el miércoles se reunieron en la Bolsa de Rosario, crearon el grupo "Sumando Cabezas", para reunir a la mayor cantidad de damnificados posibles y posicionarse frente una eventual APE (Acuerdo Preventivo Extrajudicial) o verificación de créditos concursal.

La Capital (Rosario)