Viernes, 10 Enero 2020 02:28

"Han utilizado a los productores como moneda de cambio". La queja de la Rural a diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, criticó el aumento del Impuesto Inmobiliario Rural aprobado en la Legislatura bonaerense, tal como quería el gobernador Axel Kicillof con subas de hasta el 75%, pero fustigó también a legisladores provinciales de Juntos por el Cambio que avalaron el aumento.

En rigor, hubo legisladores de ese espacio que negociaron morigerar una suba del Inmobiliario Urbano y de otros tributos mientras no tuvieron la misma actitud ante el planteo del campo por amortiguar el incremento.

"Todo esto hace del campo bonaerense el sector más impactado por esta nueva ley fiscal. Esto nos produce disgusto, ya que una vez más se coloca sobre las espaldas del productor el grueso de la carga impositiva, que se suma a los tributos nacionales y municipales, que ya han tenido también sus aumentos. Nada, en cambio, se habla de reducir el gasto público que los explica", dijo Pelegrina.

El presidente de la Rural luego criticó a la oposición en la Legislatura provincial. "Nos decepciona la actitud de los legisladores de Juntos por el Cambio que, por morigerar el peso sobre otros contribuyentes, han utilizado a los productores agropecuarios como moneda de cambio", afirmó.

La ley impositiva sube el Inmobiliario Rural del 15 al 75% según una escala de segmentación de productores. Además, crea un impuesto extra para los servicios en los puertos.

"Se crea un nuevo impuesto a la carga y descarga de graneles que se trasladará a los costos por un menor ingreso en las ventas de granos y en un mayor precio de insumos importados, como fertilizantes", dijo Pelegrina.

El dirigente indicó que en materia de Ingresos Brutos "se mantuvo la alícuota que pesa sobre las ventas del sector agropecuario, cuando, según el cronograma acordado en el marco del Acuerdo Fiscal, en 2020 el sector debería de haber pasado a estar exento, lo que hubiese tenido un impacto a la baja sobre los precios de los alimentos".

Matías De Velazco, presidente de Carbap, también fue duro con los legisladores de la oposición en Buenos Aires. "Por parte del oficialismo hubiéramos esperado un gesto más favorable hacia la producción pero también vemos pobre lo actuado por la oposición. No consiguieron cambiar ningún punto para hacer más liviana la carga sobre los hombros del campo", dijo.

Desde la Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, presidente, señaló que la escala que se impuso en el Impuesto Inmobiliario Rural tendría que haber sido "más intermedia", con "una progresividad distinta".

"Al final el productor de 50 hectáreas va a terminar pagando un incremento del 55%, igual que el de 200 o 1900 hectáreas. Tendría que haber una progresividad distinta", precisó Achetoni en relación a los productores agrícolas.

La Nación