CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 358
NOTICIAS DEL DIA
Imprimir nota
22
MAR 2019
FacebookTwitter

Después de 17 años, el bife argentino tuvo una noche de gala en Washington

La embajada argentina vivió una noche de gala como pocas veces en la histórica casona ubicada sobre la avenida New Hampshire, muy cerca de Dupont Circle, un barrio donde abundan las embajadas en esta capital. Funcionarios del gobierno de Donald Trump, empresarios argentinos y norteamericanos y diplomáticos se reunieron en el salón principal para celebrar -y degustar- la llegada al país, por primera vez en 17 años, de un ícono argentino: el bife argentino. "Nada de esto hubiera pasado sin la muy fuerte relación entre la Argentina y los Estados Unidos", dijo el embajador argentino, Fernando Oris de Roa, el anfitrión.

Después de 17 años, el bife argentino tuvo una noche de gala en Washington

WASHINGTON.- La embajada argentina vivió una noche de gala como pocas veces en la histórica casona ubicada sobre la avenida New Hampshire, muy cerca de Dupont Circle, un barrio donde abundan las embajadas en esta capital. Funcionarios del gobierno de Donald Trump, empresarios argentinos y norteamericanos y diplomáticos se reunieron en el salón principal para celebrar -y degustar- la llegada al país, por primera vez en 17 años, de un ícono argentino: el bife argentino.

"Nada de esto hubiera pasado sin la muy fuerte relación entre la Argentina y los Estados Unidos", dijo el embajador argentino, Fernando Oris de Roa, el anfitrión.

Unas cien personas se reunieron en la embajada para beber vino de la bodega Catena, y comer un bife de lomo argentino con salsa oporto de hongos y espárragos y papas horneadas con queso parmesano. El postre: pavlova con dulce de leche. El café estuvo acompañado con "mini alfajorcitos" -tal decía el menú-, y llegó luego de un espectáculo de tango de una pareja argentina, Rosalia Gasso y Alejandro Barrientos, que voló especialmente desde Las Vegas.

La noche marcó un hito para el que hubo que esperar 17 años: el regreso de la carne argentina al mercado de los Estados Unidos, que se concretó con la llegada de un cargamento de 500 kilos de ojo de bife, a Miami, a fines del año pasado. A principios de este mes, Oris de Roa fue hasta el puerto de Filadelfia para recibir el primer contenedor.

"Miraba alrededor de la sala pensando 'si tan solo pudiera pedirles que se quedaran', ustedes representan 90 por ciento de mi trabajo", bromeó el embajador, anoche, al inicio de su discurso.

Bromas de lado, Oris de Roa se preocupó por remarcar que la celebración hubiera sido imposible sin la estrecha cooperación que han forjado los gobiernos de Donald Trump y Mauricio Macri. Trump habilitó el ingreso de los limones argentinos y de la carne vacuna, aunque mantiene aún bloqueadas las compras de biodiésel, principal producto que exportaba la Argentina. Además, limitó las importaciones de acero y aluminio, aunque otros países aún las tienen totalmente vedadas. La Argentina, a su vez, habilitó compras de carne de cerdo de Estados Unidos.

"El apoyo y el aliento que recibimos de esta administración probablemente no tenga precedentes", indicó Oris de Roa.

Lo escuchaban la secretaria de Transporte de Trump, Elaine Chao; los principales funcionarios de Estados Unidos para América latina del Departamento de Defensa, Sergio de la Peña, y del Departamento de Estado, Kimberley Breier; el número dos de la Oficina del Representante Comercial, C.J. Mahoney, y el presidente de BID Invest, James Scriven. Todos se sentaron en la mesa de Oris de Roa, junto a Ulises Forte, presidente del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (Ipcva), que auspició la cena.

En otras de las mesas estaban también la presidenta y CEO del Consejo de las Américas, Susan Segal; el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo; el vicepresidente segundo de la Asociación Argentina de Angus, Sebastián Rodríguez Larreta, y la presidenta y CEO del Instituto Norteamericano de la Carne, Julie Potts, entre otros invitados. Los cortes Angus Certificados fueron el plato principal de la cena.

Bernaudo destacó el "significativo progreso" que significaba para la Argentina haber logrado el reingreso al mercado de Estados Unidos. El país espera cubrir la cuota de 20.000 toneladas anuales, y los empresarios argentinos han comenzado a moverse para llegar a más puntos de ventas. Entre los interesados: WholeFoods, la cadena de supermercados de Jeff Bezos, el dueño de Amazon y el periódico The Washington Post.

"Estamos muy orgullosos, como argentinos, y como Instituto de la Carne, de poder cumplir con ese evento muy orgullosos de volver a estar acá con la carne argentina en Estados Unidos", celebró Forte, al principio de su discurso.

"Y para desmentir eso que decimos que los argentinos somos los mejores del mundo, con total humildad quiero decirles que los argentinos no tenemos la mejor carne del mundo, pero le competimos a las mejores y somos capaces de ganarles", cerró, acompañado de una ronda de aplausos y risas.

La Nación - Rafael Mathus Ruiz



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys