CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 398
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
20
ENE 2019
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La semana de negocios dejó leves mejoras para los precios de la soja y del maíz en la Bolsa de Chicago producto, fundamentalmente, de la especulación de los operadores con un eventual acuerdo entre Estados Unidos y China. Para el trigo hubo mayoría de bajas, aunque muy leves. En el mercado local mejoraron las cotizaciones de la soja y se mantuvieron muy firmes los valores del trigo.

Panorama Agrícola Semanal

La semana de negocios dejó leves mejoras para los precios de la soja y del maíz en la Bolsa de Chicago producto, fundamentalmente, de la especulación de los operadores con un eventual acuerdo entre Estados Unidos y China. Para el trigo hubo mayoría de bajas, aunque muy leves. En el mercado local mejoraron las cotizaciones de la soja y se mantuvieron muy firmes los valores del trigo.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 18

Viernes 11

Diferencia en %

Petróleo

53,80

51,59

+4,28

Dólar/Euro

1,1370

1,1465

-0,83

Real/Dólar

3,7559

3,7145

+1,11

Peso/Dólar*

37,38

36,70

+1,85

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

En un contexto de escasa oferta doméstica, los precios de la soja terminaron la semana con saldo positivo, producto de las subas externas y de la devaluación del peso frente al dólar. En efecto, las propuestas por grano disponible para la zona del Gran Rosario crecieron de 8900 a 9300 pesos por tonelada. Durante el segmento no hubo ofertas abiertas para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por la Secretaría de Agroindustria de la Nación en $ 8891, mientras que para el lunes fue fijado en $ 9032. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 8907 pesos por tonelada, mientras que para la exportación de poroto la capacidad de pago fue calculada en 8770 pesos por tonelada.

Por la soja de la próxima cosecha los interesados mantuvieron sin cambios, en 235 dólares por tonelada, su oferta para las entregas en mayo sobre el Gran Rosario. En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) el balance semanal fue levemente positivo, dado que los ajustes de las posiciones enero y mayo crecieron de 254 a 255 y de 241,90 a 244,80 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 16 de enero y el 10 de febrero deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.300.480 toneladas de harina y 295.149 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 31.800 toneladas de harina y 27.300 toneladas de aceite, y desde Necochea, 30.185 toneladas de poroto.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires advirtió que se agravan los excesos hídricos sobre el litoral, “imposibilitando la siembra en amplios sectores de Chaco, Santiago del Estero y del remanente de área por sembrar sobre el centro-norte de Santa Fe. A la fecha se estima que 200.000 hectáreas inicialmente destinadas al cultivo de soja no podrán ser implantadas y sobre la superficie sembrada se calcularán las pérdidas durante las próximas semanas. De esta forma la proyección de área cae a 17,7 millones de hectáreas, igualando la superficie ocupada por el cultivo durante el ciclo previo, pero aún no se descartan mayores recortes en función de la evolución del clima durante lo que resta de la ventana de siembra”, dijo la Bolsa.

La entidad agregó que a la fecha se estima que un 17,2% de los 17,5 millones de hectáreas sembrados se encuentran en condición de exceso hídrico. “Son más de 3 millones de hectáreas que durante las últimas semanas acumularon abundantes precipitaciones, en su mayoría ubicadas en Chaco, Santiago del Estero, centro y norte de Santa Fe y en amplios sectores de Entre Ríos. Sin embargo, aún no es posible definir cuánto de dicha superficie pasará a pérdida, lo que dependerá de la evolución climática a corto plazo. En paralelo, la condición hídrica adecuada/óptima se mantuvo estable, en torno del 82% del área implantada. Por otra parte, la condición de cultivo normal/bueno/excelente tampoco registró variaciones, manteniéndose estable en el 90%”, detalló la BCBA.

 

Levemente positivo resultó el balance de la semana para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos marzo y mayo sumaron un 0,71 y un 0,68%, al pasar de 334,46 a 336,85 y de 339,42 a 341,72 dólares por tonelada. El único fundamentos alcista del segmento fue la especulación de los operadores (…sí, otra vez) con un eventual acuerdo arancelario entre los Estados Unidos y China que logre ponerle fin a la guerra comercial que comenzó en marzo del año pasado.

El punto de la partida de la especulación de los operadores, y de la compra de contratos de soja por parte de los fondos de inversión –potenciadas por el fin de semana largo en los Estados Unidos–, fueron noticias periodísticas. Primero la agencia Bloomberg indicó que China habría ofrecido un ambicioso plan de compras de productos estadounidenses para equilibrar la balanza comercial. Acto seguido, el Wall Street Jornal informó que el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, discutió levantar algunos o todos los aranceles impuestos a las importaciones de bienes chinos y sugirió ofrecer una reducción de las tarifas en las conversaciones programadas para el 30 de enero. Sin embargo, el propio medio advirtió que el representante comercial, Robert Lighthizer, se opuso a la idea, y que la propuesta aún no fue presenta a Donald Trump.

Así las cosas, el mercado de soja repite el patrón que se hizo crónico en los últimos largos meses, en esta ocasión, subas por especulación que, quizás en los próximos días, pueden ser sucedidas por bajas ante la falta de hechos concretos o ante compras chinas inferiores a las esperadas.

Detrás del humo, el mercado estadounidense sigue con existencias de soja récord y Brasil ya comenzó con su cosecha que, más allá de los recortes generados por el clima secó y caluroso, aún se ubicaría por encima de los 113/115 millones de toneladas, un volumen que mantendrá la presión bajistas sobre el mercado, por la sobreoferta global y por la pronta disponibilidad de grano nuevo para embarcar a China.

En cuanto a Brasil, el miércoles la firma Céleres redujo en casi 5 millones de toneladas su previsión sobre la cosecha de soja y la ubicó en 117,20 millones de toneladas. Por su parte, Thomson Reuters Agriculture Research rebajó su proyección en un 2%, a 118 millones de toneladas.

El viernes, AgRural relevó el avance de la cosecha de soja de Brasil sobre el 6,1%, por encima del 0,8% de igual momento de 2018 y del 1,2% promedio de los últimos cinco años. Por su parte, el Instituto Mato-Grossense de Economía Agropecuaria dijo que la recolección en Mato Grosso progresó sobre el 12,33%, frente al 3% vigente el año pasado y al 6% promedio.

MAÍZ

Sin una tendencia definida cerró la semana para los precios del maíz en el mercado local. En efecto, mientras las ofertas de los exportadores bajaron de 5500 a 5450 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario, para Bahía Blanca subieron de 150 a 155 dólares, en tanto que para Necochea pasaron de 5300 pesos, equivalentes a 144,41 dólares, a 145 dólares, equivalentes a 5420 pesos.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agroindustria en $ 5289, mientras que para el lunes fue fijado en 5300 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) se ubicaron entre 5400 y 5900 pesos por tonelada, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

En cuanto al maíz de la próxima cosecha, las ofertas por el grano para las entregas en febrero sobre el Gran Rosario bajaron de 145 a 142 dólares por tonelada, mientras que las propuestas por el cereal para marzo/abril se mantuvieron en 140 dólares. En el Matba, la posición enero se mantuvo estable, en 149 dólares, en tanto que el contrato abril subió muy levemente, de 143,90 a 144 dólares.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 16 de enero y el 10 de febrero deben salir desde el Gran Rosario 561.600 toneladas de maíz y desde Bahía Blanca, 175.900 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de maíz para grano comercial sobre el 89,3% de los 5,8 millones de hectáreas previstos. “Nuevas precipitaciones dejaron importantes acumulados en las provincias del norte argentino, afectando los cuadros en pie y demorando las labores de siembra. Los mayores avances se dieron en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y de La Pampa, con la incorporación de los últimos lotes tardíos”, dijo la entidad.

 

La semana dejó ligeras subas para las cotizaciones del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos marzo y mayo sumaron un 0,93 y un 0,84%, al pasar de 148,91 a 150,29 y de 152,26 a 153,54 dólares por tonelada. El cereal se sumó a la tónica alcista de la soja por las mismas razones: la especulación con un eventual acuerdo entre los Estados Unidos y China, que, para el caso del cereal, posibilite una apertura a mayores exportaciones del complejo maicero estadounidense.

Además, contribuyó con la tónica alcista el interés genuino de los comerciales que entraron en el mercado para hacer compras de oportunidad tras las bajas de la semana pasada, que se prolongaron durante las ruedas del lunes y del martes.

Poco más para agregar, sobre todo con la continuidad del cierre parcial del gobierno de los Estados Unidos, que prolonga el apagón estadístico sobre las cifras de exportaciones y sobre los reportes de existencias trimestrales y de balance de oferta y demanda global, que siguen postergados de manera indefinida.

TRIGO

Muy firme se mantuvieron los precios del trigo argentino. En efecto, las ofertas de los exportadores subieron de 200 a 205 dólares por tonelada para el puerto de Bahía Blanca y se mantuvieron estables en 200 dólares para el Gran Rosario, en tanto que para Necochea la propuesta descendió de 197 a 195 dólares por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por Agroindustria en $ 7187, mientras que para el lunes fue fijado en 7159 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 7400/8650 a 7200/8500 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba el balance fue alcista para el trigo, dado que los ajustes de las posiciones enero y julio subieron de 205,50 a 211 y de 211,50 a 215,20 dólares por tonelada. En cuanto al trigo 2019/2020, hubo en el mercado interesados en negocios forward en 185 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 16 de enero y el 10 de febrero deben salir desde el Gran Rosario 490.460 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 164.750 toneladas; desde Necochea, 185.000 toneladas, y desde otros puertos, 73.800 toneladas.

Respecto de los cultivos, la BCBA dio por terminada la cosecha de trigo, con un récord productivo de 19.000.000 de toneladas, un 7% por encima del ciclo pasado. “Si bien podrían restar lotes puntuales por recolectarse en el centro y en el sur de Buenos Aires, que no afectarían la proyección de producción, el rinde medio alcanzó los 31,2 quintales por hectárea y se ubicó un 3,1% abajo del acumulado durante la campaña previa, de 32 quintales. El clima fue el principal protagonista de la campaña, con heladas tardías, eventos de granizo y excesos hídricos que limitaron el potencial de rendimiento de lotes que transitaban etapas críticas durante el momento de mayor exposición”, indicó la Bolsa.

 

El trigo de los Estados Unidos terminó la semana con mayoría de bajas, aunque muy ligeras. Los contratos marzo y mayo en la Bolsa de Chicago resignaron un 0,34 y un 0,29%, al pasar de 190,89 a 190,24 y de 192,91 a 192,35 dólares por tonelada. En Kansas, marzo cerró con un alza del 0,30%, tras variar de 185,37 a 185,92 dólares, mientras que mayo bajó un 0,15%, al pasar de 189,60 a 189,32 dólares por tonelada.

Las bajas habrían sido mayores de no mediar sobre el cierre del segmento una nueva ola de especulación con la posibilidad de que Rusia limite sus ventas externas y, así, descomprima la competencia en el mercado exportador. Así, como en el caso de la soja se especula de manera recurrente con un acuerdo Estados Unidos-China, en el caso del mercado del grano fino la excusa reiterada de los operadores, en general azuzada por la agencia Bloomberg, es la retirada de Rusia del mercado. De tantas veces que se utilizó el mismo argumento sin un correlato real en la plaza, es posible que en las próximas semanas efectivamente se restrinja la presencia rusa en el mercado de exportación, por la menor disponibilidad de grano y por las subas de los precios domésticos.

Sin embargo, el mercado de trigo debería comenzar a mirar más allá, hacia la nueva cosecha de variedades de invierno. Y, en ese sentido, las noticias podrían o ser alentadoras para los precios, dado que los principales países productores y exportadores de la Unión Europea han sembrado más hectáreas que en la campaña anterior e intentarán una revancha del muy mal ciclo 2018/2019. Asimismo, podría recomponerse la oferta de los países de la zona del Mar Negro, con Rusia siempre al frente, en tanto que la cosecha estadounidense también podría ser abundante, en función del buen estado de los suelos en la zona de las Grandes Planicies.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys