CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 937
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
5
ENE 2019
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La primera semana de negocios de 2019 dejó como resultado subas generales para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago. Las mejoras alcanzaron el 3% para la soja, el 2% para el maíz y entre el 1 y el 2% para el trigo, con las mayores ganancias en la Bolsa de Kansas. La continuidad del diálogo entre Estados Unidos y China; la falta de humedad en Brasil, y una siembra de trigos de invierno estadounidense que sería inferior a la del ciclo anterior fueron algunos de los fundamentos alcistas. Hubo mejores valores para la soja en el mercado doméstico.

Panorama Agrícola Semanal

La primera semana de negocios de 2019 dejó como resultado subas generales para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago. Las mejoras alcanzaron el 3% para la soja, el 2% para el maíz y entre el 1 y el 2% para el trigo, con las mayores ganancias en la Bolsa de Kansas. La continuidad del diálogo entre Estados Unidos y China; la falta de humedad en Brasil, y una siembra de trigos de invierno estadounidense que sería inferior a la del ciclo anterior fueron algunos de los fundamentos alcistas. Hubo mejores valores para la soja en el mercado doméstico.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 4 de enero

Viernes 28 de diciembre

Diferencia en %

Petróleo

47,96

45,33

+5,80

Dólar/Euro

1,1399

1,1453

-0,47

Real/Dólar

3,7147

3,8757

-4,15

Peso/Dólar*

37,170

37,500

-0,88

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

En un marco de valores que no terminan de convencer a los productores, la semana dejó subas para la soja en el mercado doméstico. La transición de las ofertas por la oleaginosa disponible fue de 9000 a 9200 pesos por tonelada para el Gran Rosario y de 8800 a 8900 pesos para Bahía Blanca. En las últimas dos ruedas del segmento la demanda propuso 8500 pesos por el grano para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por la Secretaría de Agroindustria de la Nación en $ 8622, mientras que para el lunes fue fijado en $ 8764. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 8647 pesos por tonelada, mientras que para la exportación de poroto la capacidad de pago fue calculada en 8703,46 pesos por tonelada.

El dato más relevante de la semana fue la suba del valor de la soja de la próxima cosecha para las entregas en mayo sobre el Gran Rosario, que pasó de 230 a 240 dólares por tonelada. Si bien aún resulta un precio inferior a las necesidades de los vendedores, podría ser este un primer paso de la demanda que, tras un ciclo signado por la escasez, debe salir a asegurarse mercadería. La tónica positiva también se reflejó en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones enero y mayo subieron de 246,50 a 253 y de 242,30 a 246,90 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 y el 21 de enero deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.246.433 toneladas de harina y 202.100 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 44.500 toneladas de poroto y 12.000 toneladas de harina; desde Necochea, 25.000 toneladas de poroto, y desde otros puertos, 16.500 toneladas de harina.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la siembra de soja sobre el 89,7% de los 17,9 millones de hectáreas previstos, con un progreso semanal de 6,3 puntos y con un adelanto interanual de 2,2 puntos. “Pese a registrarse pérdidas de lotes por fuertes tormentas, granizo y por abundantes precipitaciones, el escenario climático continúa siendo favorable en extensas regiones de elevado peso productivo. Sin embargo, de prolongarse la actual tendencia húmeda durante las próximas semanas, la condición de excesos hídricos podría comenzar a dominar el escenario y comprometer el normal desarrollo del cultivo, sobre todo en regiones que actualmente cuentan con los perfiles de suelo bien provistos de humedad”, dijo la entidad.

 

Luego de tres semanas consecutivas bajistas, los precios de la soja cerraron con saldo positivo en la Bolsa de Chicago, donde los contratos enero y marzo sumaron un 3,03 y un 2,91%, tras pasar de 324,36 a 334,19 y de 329,04 a 338,60 dólares por tonelada. Los dos principales fundamentos alcistas del segmento fueron la expectativa (una vez más) de un pronto acuerdo que ponga fin a la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, y la previsión de una cosecha menor a la esperada en Brasil, como consecuencia del clima seco.

En cuanto al diferendo comercial, la atención del mercado estará concentrada en las reuniones que mantendrán entre el lunes y el martes funcionarios de EE.UU. y de China en Pekín. Lo que de allí surja, y lo que desde la cuenta de Twitter de Donald Trump se difunda, tendrá un correlato seguro sobre las pizarras de Chicago. Vale destacar que a los operadores por estos días les faltan los reportes usuales del USDA, producto del cierre parcial del gobierno estadounidense, por lo que hay mucho terreno libre para la especulación con lo que podría estar sucediendo con la demanda china en estos tiempos de “mercado BirdBox”.

Y respecto de la oferta sudamericana de soja, en el cierre de la semana se conocieron los primeros recortes en las estimaciones privadas sobre la cosecha 2018/2019 de Brasil que, por efecto de la combinación de lluvias insuficientes y de temperaturas muy elevadas, podría quedarse sin récord. En efecto, el jueves la firma FCStone recortó de 120,22 a 116,26 millones de toneladas su cálculo, contra los 119,30 millones de la campaña anterior. Para la consultora las mayores pérdidas se concentran en Paraná, donde el estimado de producción retrocedió de 19,51 a 16,95 millones. En la misma línea, el viernes la Asociación Brasileña de Productores de Soja indicó que la cosecha quedaría dentro de un rango de entre 110 y 115 millones de toneladas.

El punto discordante con estas previsiones lo dio, también el viernes, la “renovada” Informa Economics, ahora bajo la denominación IEG Vantage, que mantuvo su proyección sobre la cosecha de soja de Brasil en 122 millones de toneladas. Entonces, si bien es concreto que el clima ha provocado pérdidas en Brasil durante buena parte de diciembre, el amplio rango de las proyecciones privadas, que hasta no muchos días atrás iban de los 120 a los 129 millones de toneladas, y la posibilidad cierta de recuperación de muchas zonas agrícolas brasileñas tornan aventurado cualquier juicio definitivo sobre la suerte o desgracia de la cosecha.

Durante la semana le tocará dar su punto de vista a la Conab, que en su informe de diciembre estimó una cosecha de 120,70 millones de toneladas. No ocurrirá lo mismo con el USDA, que ya confirmó que postergará sin fecha su reporte mensual de estimaciones sobre oferta y demanda de granos (así como otros trabajos que debían salir el viernes próximo, como stocks trimestrales al 1º de diciembre y siembra de trigos de invierno, entre ellos), por el ya comentado cierre parcial del gobierno. En su trabajo del mes pasado el organismo elevó de 120,50 a 122 millones su proyección sobre la cosecha brasileña.

MAÍZ

Con valores estables para el maíz disponible y leves subas para las entregas diferidas transcurrió la semana para los precios en el mercado local. Por el cereal para las entregas inmediatas sobre el Gran Rosario la exportación mantuvo inalterable su propuesta de 5400 pesos por tonelada, mientras que para Bahía Blanca la oferta pasó de 148 dólares, equivalentes a 5550 pesos, a 5500 pesos. Tras no hacer ofertas abiertas, en las últimas dos ruedas de la semana la demanda propuso 137 dólares por tonelada de maíz para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por Agroindustria en $ 5284, mientras que para el lunes fue fijado en 5332 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) se ubicaron entre 5500 y 6100 pesos por tonelada, según condición, calidad, procedencia y forma de pago.

Mejor fue el panorama para el maíz de la nueva cosecha, dado que las ofertas de los compradores subieron de 140 a 142 dólares para las entregas sobre el Gran Rosario entre febrero y marzo, y de 138 a 140 dólares para las descargas entre abril y mayo. En el Matba, los ajustes de las posiciones enero y abril crecieron de 147,50 a 148 y de 142,80 a 143,60 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 y el 21 de enero deben salir desde el Gran Rosario 355.500 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 91.380 toneladas, y desde Necochea, 18.763 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de maíz para grano comercial sobre el 82,7% de los 5,8 millones de hectáreas previstos. “La incorporación de maíz avanza a muy buen ritmo, particularmente en el norte y en el centro del país. En paralelo, gran parte de los cuadros tempranos transitan el período crítico de definición de rendimiento bajo muy buenas condiciones de humedad. Puntualmente, en las regiones Núcleo Norte y Sur mantienen expectativas de rindes por encima de los promedios alcanzados durante las últimas campañas”, aseguró la entidad.

 

Resultó positivo el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde los contratos marzo y mayo sumaron un 2 y un 2,02%, al pasar de 147,83 y de 150,78 dólares por tonelada.

Más allá de acompañar la tendencia positiva de la soja y de la apuesta de los especuladores a que un acuerdo entre EE.UU. y China favorezca al complejo del maíz (grano/etanol/DDGS) con mayores ventas, el principal factor de firmeza estuvo en el mercado físico, donde la falta de oferta obligó a los compradores a elevar sus propuestas.

La posibilidad de que el tiempo seco y caluroso haya hecho mella sobre la primera cosecha de maíz de Brasil también fue un componente de la tónica alcista de las cotizaciones del maíz, al igual que el repunte del valor del petróleo y la apreciación del real frente al dólar, que mejora la competitividad de las materias primas estadounidenses.

TRIGO

El balance semanal de los precios del trigo no registró grandes variantes, sí un nivel de valores firme, en el cierre de la cosecha. Las ofertas de los exportadores por grano con entrega inmediata se mantuvieron sostenidas en 200 dólares por tonelada para el Gran Rosario y para Necochea, mientras que bajaron de 205 a 200 dólares para Bahía Blanca. Esos 200 dólares fueron equivalentes el viernes a 7434 pesos por tonelada.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por Agroindustria en $ 7137, mientras que para el lunes fue fijado en 7117 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 7300/8900 a 7500/8900 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Las ofertas por trigo para las entregas diferidas hacia febrero sobre el Gran Rosario crecieron de 198 a 205 dólares por tonelada. En el Matba hubo altibajos para el cereal y un ajuste del pase enero/julio. En efecto, la posición enero subió de 206 a 208 dólares, mientras que el contrato julio bajó de 216 a 215,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 2 y el 21 de enero deben salir desde el Gran Rosario 643.650 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 151.500 toneladas; desde Necochea, 120.759 toneladas, y desde otros puertos, 130.000 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de trigo sobre el 90,6% de la superficie apta que, con un rinde de 30,4 quintales por hectárea, aportó un volumen parcial de 16,8 millones de toneladas, sobre un total sostenido en 19 millones, “sujeto a la evolución del final de la cosecha en el sur de Buenos Aires y de La Pampa”, advirtió la entidad. Y añadió que los mayores progresos de cosecha se relevaron sobre el centro y el sur de Buenos Aires, “donde los rendimientos se mantienen dentro de las expectativas iniciales”.

 

La semana cerró con saldo positivo para los precios del trigo de los Estados Unidos. En efecto, las posiciones marzo y mayo del cereal en la Bolsa de Chicago sumaron un 1,07 y un 0,77%, al pasar de 187,95 a 189,97 y de 190,61 a 192,08 dólares por tonelada. En la Bolsa de Kansas, los mismos contratos ganaron un 2,01 y un 1,87%, tras variar de 182,25 a 185,92 y de 186,66 a 190,15 dólares por tonelada.

Durante la semana, la posibilidad de que la siembra de trigos de invierno en Estados Unidos fuera menor a la del ciclo anterior ganó terreno entre los operadores y posibilitó subas en los precios del cereal, sobre todo en Kansas.

El viernes esa chance fue convalidada por la firma IEG Vantaje, conocida anteriormente como Informa Economics, que estimó la superficie destinada al cereal en 12,75 millones de hectáreas, un 3,2% abajo de los 13,17 millones sembrados en el ciclo anterior.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys