CLIMA

VER MAS


USUARIOS ACTIVOS

Total online: 524
PANORAMA AGRICOLA FINANCIERO
Imprimir nota
1
SET 2018
FacebookTwitter

Panorama Agrícola Semanal

La semana de negocios dejó bajas superiores al 1% para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago y subas del 0,7% para el maíz y de entre el 0,6 y el 1,7% para el trigo. El buen estado de los cultivos; la guerra comercial; la actividad de los fondos, y más rumores sobre Rusia fueron algunos de los factores que influyeron sobre las cotizaciones. En la plaza local todo estuvo influenciado por la fuerte devaluación del peso y por los eventuales cambios en la política oficial sobre retenciones.

Panorama Agrícola Semanal

La semana de negocios dejó bajas superiores al 1% para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago y subas del 0,7% para el maíz y de entre el 0,6 y el 1,7% para el trigo. El buen estado de los cultivos; la guerra comercial; la actividad de los fondos, y más rumores sobre Rusia fueron algunos de los factores que influyeron sobre las cotizaciones. En la plaza local todo estuvo influenciado por la fuerte devaluación del peso y por los eventuales cambios en la política oficial sobre retenciones.

Indicadores exógenos que impactan sobre los precios

 

Viernes 31

Viernes 24

Diferencia en %

Petróleo

69,80

68,72

+1,57

Dólar/Euro

1,1606

1,1623

-0,15

Real/Dólar

4,0724

4,1044

-0,03

Peso/Dólar*

36,65

30,80

+18,99

* Tipo de cambio Comprador (cotización divisa) del Banco Nación.

SOJA

La mega devaluación del peso frente al dólar, como se aprecia en el cuadro anterior (fue del 34,2% en agosto), resultó decisiva para el fuerte incremento nominal del valor de la soja disponible. La transición de las ofertas de los compradores fue de 7700 a 9000 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario; de 7800 a 9000 pesos para Bahía Blanca, y de 7400 a 9000 pesos para Necochea.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 9578, mientras que para el lunes fue fijado en $ 9459. En el cierre del segmento comercial la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera exportadora en 9921 pesos por tonelada.

Como contrapartida de la apreciación del dólar, además de los rumores sobre el fin del recorte gradual de las retenciones al poroto y de la tónica bajista externa, la propuesta de la demanda por la soja de la próxima cosecha cayó de 264 a 245 dólares por tonelada para la zona del Gran Rosario. De igual modo, fue negativo el saldo de los negocios en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones septiembre, noviembre y mayo retrocedieron de 264 a 248, de 272 a 259 y de 266 a 250,80 dólares por tonelada, respectivamente.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 29 de agosto y el 22 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 28.000 toneladas de poroto de soja; 1.344.167 toneladas de harina y 265.435 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 24.000 toneladas de harina y 12.000 toneladas de aceite, y desde Necochea, 35.000 toneladas de harina y 3500 toneladas de aceite.

 

Por segunda semana consecutiva, los precios de la soja cerraron en baja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos septiembre y noviembre perdieron un 1,07 y un 1,37%, al pasar de 309,38 a 306,08 y de 314,25 a 309,94 dólares por tonelada. También cerró con saldo negativo el valor de la harina de soja, que resignó un 2,88%, al variar la posición septiembre de 344,69 a 334,77 dólares por tonelada. Las bajas podrían haber sido mayores de no mediar las subas de la rueda del viernes, en la que los especuladores compraron contratos en la previa del fin de semana largo en los Estados Unidos, donde el lunes se celebra el Día del Trabajo.

La tónica negativa respondió a los mismos factores descriptos la semana anterior:

  • Cosecha récord en los Estados Unidos
  • Continuidad de la guerra comercial entre EE.UU. y China

Durante la semana, la consultora FCStone elevó de 34,63 a 36,18 quintales por hectárea su previsión sobre el rendimiento promedio de soja estadounidense, en tanto que su estimación sobre la cosecha la incrementó de 124,49 a 130,15 millones de toneladas. Ambos datos superaron las cifras proyectadas por el USDA, de 34,70 quintales y de 124,81 millones de toneladas.

Acerca de los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 66% de soja en estado bueno/excelente, por encima del 65% de la semana pasada y del 61% vigente a igual fecha de 2017. El dato oficial quedó por encima del 65% previsto por los operadores. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores de soja ponderó en estado bueno/excelente el 75% de los cultivos en Illinois; el 70% en Iowa, y el 72% en Minnesota. Un año atrás los porcentajes de soja en condición óptima en estos Estados eran del 57, del 60 y del 72%, respectivamente. El organismo indicó que formó vainas el 95% de las plantas, frente al 91% del reporte anterior; al 92% vigente un año atrás, y al 90% promedio. Añadió que está perdiendo hojas el 7% de los cultivos, contra el 5% de igual momento de 2017 y el 4% promedio.

Entre levemente bajista a neutro resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el jueves el USDA relevó ventas 2017/2018 por 110.900 toneladas de poroto de soja, por debajo de las 152.700 toneladas del trabajo anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado, que fue de 0 a 250.000 toneladas. Los negocios 2018/2019 fueron calculados en 591.500 toneladas, por debajo de las 1.148.600 toneladas de la semana pasada y cerca del mínimo previsto por los operadores, que manejaron un rango de 500.000 a 1.000.000 de toneladas.

En cuanto a la guerra comercial, el miércoles la agencia Reuters informó sobre la habitual visita que importadores chinos hacen en esta época del año a las zonas agrícolas de los Estados Unidos. Contó allí que, a diferencia de años anteriores, “la delegación china no firmará acuerdos por millones de dólares”, debido al conflicto bilateral. “Esta semana será muy difícil cerrar negocios, pero podemos hablar sobre el mercado e intercambiar puntos de vista”, dijo un comprador chino de una de las cinco mayores procesadoras de ese país que, sin embargo, confió en que en “un futuro cercano podamos hacer negocios”. El mismo importador le dijo a Reuters: “Podemos cubrir nuestra demanda hasta noviembre, pero para diciembre/enero estaremos cortos de materia prima”.

Un factor que suma preocupación al mercado es la gripe porcina africana, una enfermedad muy contagiosa que se está registrando en China, donde ya se reportaron cinco focos. Según informó el gobierno chino, hasta el momento se sacrificaron 25.000 porcinos y aún no pueden descartar nuevos focos

MAÍZ

Por efecto de la devaluación del peso subió el valor nominal del maíz disponible, al pasar las ofertas de los exportadores de 4600 a 5000 pesos por tonelada para el Gran Rosario y de 4750 a 5300 pesos para Necochea. Para Bahía Blanca la transición fue de 160 dólares (equivalentes entonces a $ 4928) a 5200 pesos (equivalentes a US$141,88). Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Minagro en $ 5501, mientras que para el lunes fue fijado en 5483 pesosLas ofertas de los consumos relevadas por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) por maíz seco se ubicaron entre 4800 y 5400 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Por la apreciación del dólar y por el rumor del retorno de las retenciones para los cereales el saldo fue negativo para el valor del maíz de la próxima cosecha, que retrocedió de 160 a 155 dólares por tonelada para el Gran Rosario. También fue adverso el balance semanal en el Matba, donde los ajustes de las posiciones septiembre, diciembre y abril retrocedieron de 155,50 a 145,50, de 166 a 151,50 y de 163 a 152 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 29 de agosto y el 22 de septiembre deben salir desde las terminales del Gran Rosario 753.500 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 263.600 toneladas; desde Necochea, 108.838 toneladas, y desde otros puertos, 10.950 toneladas.

Acerca de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 98,5% del área apta, con un rinde promedio de 60,1 quintales por hectárea y con una previsión sostenida en 31 millones de toneladas para el cierre de la campaña.

 

Levemente alcista resultó el balance de la semana para los precios del maíz en la Bolsa de Chicago, donde las posiciones septiembre y diciembre sumaron un 0,71 y un 0,62%, al pasar de 137,20 a 138,18 y de 142,81 a 143,69 dólares por tonelada. El quiebre alcista el cereal lo obtuvo en la última rueda de negocios donde las compras de los fondos de inversión especuladores fueron la nota de la jornada.

Respecto de los cultivos, el lunes el USDA ponderó el 68% del maíz en estado bueno/excelente, sin cambios respecto de la semana pasada, pero por encima del 62% vigente un año atrás. El dato oficial quedó en línea con la expectativa de los operadores. En el detalle de la condición de las plantas en los tres principales Estados productores de maíz, ponderó en estado bueno/excelente el 73% de los cultivos en Iowa; el 76% en Illinois, y el 83% en Nebraska. Un año atrás los porcentajes de maíz en condición óptima en estos Estados eran del 60, del 52 y del 63%, respectivamente. El organismo añadió que llenó granos el 92% de las plantas, frente al 85% del reporte anterior; al 85% de igual momento de 2017, y al 84% promedio. Está dentado el 61%, contra el 44% de trabajo precedente; el 42% de 2017, y el 42% promedio. Ya está maduro el 10% de los cultivos, frente al 5% de igual momento del año anterior y al 5% promedio.

Durante la semana la consultora FCStone redujo de 111,79 a 111,53 quintales por hectárea su previsión sobre el rinde promedio estadounidense de maíz, en tanto que la cosecha fue ajustada de 369,89 a 369,13 millones de toneladas. Las cifras dadas por la consultora quedaron por debajo de las proyecciones dadas por el USDA en su último informe mensual, de 111,97 quintales y de 370,51 millones de toneladas.

Negativo resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos. En efecto, el jueves el USDA relevó ventas 2017/2018 por 175.500 toneladas de maíz, en línea con las 173.400 toneladas del trabajo anterior y dentro del rango previsto por el mercado, de 100.000 a 300.000 toneladas. Los negocios 2018/2019 fueron ponderados en 524.900 toneladas, por debajo de las 1.054.700 toneladas de la semana pasada y del rango calculado por los operadores, de 600.000 a 1.000.000 toneladas.

TRIGO

La devaluación del peso y el posible retorno de las retenciones fueron los factores que signaron la evolución de los precios del trigo argentino durante la semana. La transición de las ofertas por el cereal disponible para la zona del Gran Rosario fue de 6500 a 7000 pesos por tonelada. Vale destacar que el jueves el grano fino se cotizó a 8000 pesos.

Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Minagro en $ 8482, mientras que para el lunes fue fijado en 8254 pesosEl rango de ofertas de los molinos relevado a diario por la BCBA pasó de 6500/7500 a 7800/8800 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Acerca del trigo de la nueva cosecha, las ofertas vistas en el cierre de la semana marcaron estabilidad con los valores del cierre precedente, dado que los 215 dólares propuestos para el grano con entrega en febrero y los 220 dólares para marzo no marcaron cambios. Sin embargo, el cierre semanal mostró un mercado casi vacío, donde no hubo ofertas para las descargas en noviembre/diciembre y en enero, que el jueves se habían ubicado en 210 y en 215 dólares, respectivamente. La tónica semanal fue bajista en el Matba, dado que los ajustes de las posiciones diciembre y enero retrocedieron de 213,50 a 205 y de 217 a 208 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 29 de agosto y el 22 de septiembre deben salir desde el Gran Rosario 199.000 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 25.000 toneladas, y desde Necochea, 56.250 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA indicó que durante la última semana el cereal continuó diferenciando etapas vegetativas bajo buenas condiciones de humedad y de sanidad sobre las regiones del centro y de sur del país. “Sin embargo, sectores del NOA, NEA y de Córdoba presentan un nivel hídrico deficitario que limita el normal crecimiento de lotes que ya desarrollan etapas reproductivas. Según nuestro último informe de Estado y Condición de Cultivos, el 10% de las 6.100.000 hectáreas presentan una condición de cultivo excelente, mientras que otro 75% mantiene un estado entre bueno y normal, y sólo el 15% de la superficie implantada tiene una condición entre regular y mala”.

 

Tras las bajas próximas al 8% del segmento comercial anterior, el trigo de los Estados Unidos logró un muy parcial repunte. En efecto, las posiciones septiembre y diciembre del cereal en la Bolsa de Kansas recuperaron un 0,72 y un 1,19%, al pasar de 190,79 a 192,17 y de 200,90 a 203,29 dólares por tonelada. En Chicago, los mismos contratos sumaron un 0,73% y un 1,68%, tras variar de 189,14 a 190,52 y de 197,13 a 200,44 dólares por tonelada.

Como se viene haciendo usual, las subas del trigo se originaron en la rueda del miércoles, luego de que los operadores se hicieron eco de un rumor por el cual el gobierno de Rusia impondría impuestos a la exportación de trigo cuando se alcancen ventas por 25 millones de toneladas. Este lunes el gobierno ruso tendrá una nueva reunión con el sector exportador, por lo que es altamente probable que de ahí surjan motivos para que los especuladores operen. Sin embargo, dado el feriado en los Estados Unidos, la repercusión habrá que esperarla para el martes.

El viernes, en su reporte mensual, la Comisión Europea recortó su estimación de cosecha de trigo de la Unión Europea de 133,5 a 128,8 millones de toneladas, frente a los 142 millones de la campaña anterior. A su vez, ajustó de 25,5 a 20 millones de toneladas el volumen del saldo exportable, contra los 21,3 millones de 2017.

En cuanto a la cosecha del trigo de primavera de los Estados Unidos, el lunes el USDA relevó su avance sobre el 77% del área apta, contra el 60% de la semana pasada; el 73% vigente un año atrás, y el 61% promedio. El dato quedó por debajo del 78% previsto por el mercado.

Por último, resultó neutral el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el jueves el USDA relevó ventas de trigo por 418.800 toneladas, por encima de las 239.800 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado.

Granar Research



© 2015 | Todos los derechos reservados Agente de Liquidación y Compensación Propio registrado bajo el N° 499 de la CNV
Nextsys